Oct 14 2017 - 14:32

Empresarios, sindicalistas y Gobierno ven en IDEA la antesala al diálogo tripartito

Pidieron llevar a la realidad la buena relación que se generó en la convivencia en el Coloquio

Ariel Maciel
@arielgmaciel
amaciel@diariobae.com
Mar del Plata, Enviado Especial

La convivencia entre empresarios, sindicalistas y gran parte de los funcionarios de los gobiernos nacional, bonaerense y porteño durante el 53º Coloquio de IDEA puso en escena a un preámbulo de la negociación tripartita que reclamó el sector privado y que fogonea el presidente Mauricio Macri. Todos los actores que pisaron el Sheraton Hotel de Mar del Plata citaron los "nuevos aires" para argumentar la importancia de las negociaciones por nuevos convenios que se iniciaron de manera informal en el cónclave empresario.

Hubo fuertes críticas y algunas autocríticas a la pasividad de la dirigencia durante el período presidencial del kirchnerismo, según definieron los propios empresarios e incluso los sindicalistas. En todos los análisis que se escucharon en los pasillos del Coloquio, se presentó la alternativa "más real" de una victoria en las urnas de Cambiemos. Ese escenario empujó a los sectores, algunos más entusiasmados que otros, a planificar el diálogo tripartito.

"El diálogo fortalece, legitima y fomenta la democracia. Haber sentado criterios para un entendimiento, a partir de un diálogo franco y abierto, generó que de 1700 despidos que teníamos en el sector se hayan recuperado 700 por la mejora de la actividad. Ahora vamos por todos los empleos, pero lo que permitió esto es el diálogo", afirmó el titular del gremio de Petroleros, Guillermo Pereyra.

El Sindicato de Petroleros fue precursor en acuerdo de productividad en Vaca Muerta ante la caída del precio internacional del petróleo y la necesidad de recuperar actividad a partir de la inversión privada. Ese hecho motivó la presencia de Pereyra en uno de los paneles en donde se debatirá sobre los acuerdos de cooperación.

A sólo unos pasos del líder gremial estaba el CEO de Aeropuertos Argentina 2000, Matías Patanian, festejaba que la participación en el evento empresarial se haya "descontracturado". "Que estén los dirigentes sindicales o la Generación Dorada de básquet son hechos simbólicos que muestran nuevos tiempos", le dijo a BAE Negocios.

Más crudo, con sus pares y con la realidad que alcanza a los representantes sindicales, fue el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Miguel Etchevehere, al criticar las diferencias competitivas de los productos argentinos con el resto del mundo: "Con la reforma laboral, Brasil saca ventaja. Es una realidad que no podemos negar".

El jefe de los ruralistas más poderosos del país dejó claro en ese diálogo con este diario el enojo con sus pares que durante el kirchnerismo evitaron confrontar a pesar de las diferencias. "El campo le hizo frente al gobierno anterior y fuimos de los pocos. Y cuando se cumplieron las promesas de campaña, cumplimos con inversión de u$s58.000 millones, cosechas récords, exportaciones. Trabajamos en las cadena con el Gobierno porque somos muy competitivos con todo el mundo", enfatizó.

Julio Piumato, líder del gremio de Judiciales, destacó la "actitud más abierta" del empresariado que invitó a los líderes sindicales a IDEA y confirmó que "si las expresiones se trasladan a lo concreto, será un punto de partida del diálogo entre los sectores". Aunque, en una conversación con BAE Negocios, alertó que "lo peor que puede pasar es que un resultado positivo para el Gobierno genere una postura de soberbia, como sucedió con el 54%", en referencia a la segunda presidencia de Cristina Kirchner.

Había varios dirigentes sindicales que llegaron hasta Mar del Plata, entre los que se encontraban el líder de la UOM, Antonio Caló; de UOCRA, Gerardo Martínez; y de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schimd. Piumato sostuvo que el líder camionero Hugo Moyano había confirmado su presencia también pero que debió atender una prioridad en Buenos Aires.

image_print