Oct 13 2017 - 9:10:

Creen que el dato de inflación debería impulsar suba de tasas pero dudan del margen político

BCRA tendrá que evaluar impacto sobre crecimiento

María Eugenia Baliño
ebalino@diariobae.com

El dato de inflación de septiembre sorprendió al mercado, que esperaba un índice más cercano al 1,7%, y concentró todas las miradas sobre la licitación de Lebac del próximo martes.

Analistas coinciden en que el fuerte rebote de los precios el mes pasado impondría una suba de tasas por parte del Banco Central pero la autoridad monetaria tendrá que evaluar el costo que esto podría tener sobre el incipiente crecimiento económico.

Además, los últimos datos de inflación dejaron en claro que no alcanza con sólo endurecer la política monetaria para controlar la suba de precios.

"Ya vimos el año pasado y este que solamente con tasa no alcanza para bajar la inflación. La suba de tasa también tiene impacto en la actividad y estamos ante un repunte de la economía que recién comienza y un mayor endurecimiento puede abortarlo fácilmente", afirmó el analista financiero Christian Buteler.

"La teoría marca que el 1,9% de inflación debería obligar al BCRA a una suba de tasas, pero veremos cuánto margen político tienen para llevarla adelante", agregó el especialista, quien consideró que el IPC de septiembre es "preocupante", ya que se dio con un dólar tranquilo y sin el impacto de la suba de tarifas, que fue pateada hacia adelante por el Gobierno para después de las elecciones legislativas.

En el mercado creen que, de darse una suba de tasas en la licitación del martes de la semana que viene, la misma estará enfocada sobre los plazos medios y largos, ya que la intención del Central continúa siendo descomprimir los vencimientos más próximos, tal como ha venido haciendo en las últimas subastas y a través luego de sus intervenciones en el mercado secundario.

Ayer la tasa de las letras internas del BCRA de más corto plazo cerró a 26,25% en el mercado secundario, mientras que los rendimientos de los títulos que vencen a partir de 2018 se mantuvieron en el 27,35 por ciento.

Sin embargo, ni bien conocido el dato de inflación de septiembre -que dejó boquiabierto a más de un inversor- en la Bolsa porteña llegaron a pagar hasta un 28% por las Lebac que vencen el martes que viene, aunque luego se normalizaron las operaciones.

Similar fue la reacción que tuvieron algunos de los bonos que ajustan por CER, que inmediatamente después de que el Indec difundiera el IPC del mes pasado experimentaron una notoria recuperación, que se fue apaciguando sobre el final de la rueda.

image_print