Oct 12 2017 - 10:56

República

Comentario editorial

Los líderes del gobierno y de la oposición de España, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, acordaron ayer avanzar en una reforma de la Constitución que ponga en discusión el modelo de autonomía de las regiones. Es el primer paso serio desde la decisión del gobierno catalán de empezar el proceso de secesión que llevó a una crisis institucional a la política española. En algunos días comenzará a discutirse en el Congreso la convocatoria a la reforma y ahí quedará más claro hasta dónde avanzará. En el trasfondo de la crisis, aunque por ahora no apareció como el centro de la discusión, está el modelo de monarquía republicana que instauró la dictadura de Francisco Franco luego del golpe de Estado que condujo a la Guerra Civil para terminar con la Segunda República. Es poco probable que Cataluña deje de ser parte de España, pero sin duda provocará un cimbronazo que puede dar origen a la Tercera República.

image_print