Oct 12 2017 - 10:07

La Corte volvió a fallar a favor de una ART en un caso por el aumento de una indemnización

Consideró que el juez y la cámara aplicaron una ley de manera retroactiva

Ignacio Ostera
@ignaciostera
iostera@diariobae.com

La Corte Suprema volvió a hacerle un guiño al Gobierno en su lucha contra la llamada “industria del juicio”, al revocar un fallo de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo que avalaba un incremento injustificado en la indemnización a una madre que perdió a su hijo en el 2005 en un accidente laboral.

Con la firma de Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Carlos Rosenkrantz, y la disidencia de Horacio Rosatti, el supremo tribunal hizo lugar a la queja solicitada por la ART Experta (ex La Caja ART), porque entendió que el monto fijado por el juez en primera instancia y luego confirmado por la sala X, se había calculado en base a la ley 26.773, dictada en 2012, siete años después de ocurrido el fallecimiento.

En la causa, María Elvira Carabajal había sido beneficiada con una suma de $786.320,57. Según el Centro de Información Judicial, “para determinar este importe el juez no tuvo en cuenta las tarifas legales que estaban vigentes cuando ocurrió el accidente sino el reajuste de esas tarifas dispuesto, mucho tiempo después, por la ley 26.773 (dictada en el año 2012)”.

La sentencia fue apelada por la ART, pero los jueces de la Sala X de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Dres. Daniel Stortini y Enrique Brandolino la confirmaron.

Por su parte, la Corte consideró que la cámara omitió analizar los planteos de la ART relativos a que las mejoras dispuestas en la ley 26.773 no resultaban aplicables al caso porque el accidente había sido anterior a su entrada en vigencia.

El único voto en contra provino de Rosatti, quien consideró “inadmisible” el recurso citando el artículo 280 del Código Procesal Civil y Comercial. De esta manera, el máximo tribunal volvió a sostener que los jueces laborales no pueden incrementar injustificadamente el importe de la indemnización por accidente de trabajo.

Esta es la tercera vez que, en pocos meses, la Corte Suprema revoca fallos dictados por la Cámara del Trabajo revocando altas indemnizaciones laborales, por encima de lo dispuesto por las ART, y que van en línea con los deseos del Ejecutivo para acabar con la llamada “industria del juicio”.

El presidente Mauricio Macri viene apuntando contra la “mafia de los juicios laborales” que, según denunció, está dirigida por el diputado kirchnerista y abogado laboralista Héctor Recalde. En ese sentido, el año pasado impulsó una ley para obligar a los trabajadores que quieran iniciar una demanda por un accidente laboral a pasar por una comisión médica previa, que aprobó el Congreso a principios de año.

BAE Negocios se comunicó con la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (UART) pero declinaron de hacer comentarios al respecto.
 

El máximo tribunal se abstuvo en la causa por inconstitucionalidad de una ley de 2012

En uno de los tres fallos emitidos ayer, la Corte Suprema se abstuvo de pronunciarse respecto a una demanda que buscaba declarar inconstitucional la ley 26.773 sancionada durante el Gobierno de Cristina Kirchner que terminó con la llamada "doble vía", por medio de la cual un trabajador podía iniciar juicio por la indemnización de un accidente laboral tanto en ese fuero como en el civil.
Por mayoría, los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Carlos Rosenkrantz se impusieron a la postura de Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda, que entendieron que el artículo 17 de la ley en cuestión es inconstitucional porque demandar por la vía civil le ocasionaba perjuicios al trabajador, ya que el demandante debe realizar desembolsos para poder llevar adelante su reclamo en los tribunales.

El demandante Marciano Núñez Benítez había solicitado una indemnización por los graves daños que, según dijo, había sufrido en virtud de un derrumbe que ocurrió el 6 de junio de 2013 cuando cumplía tareas en una obra en construcción. Pero los jueces laborales consideraron que no eran competentes para resolver ese reclamo pues, a su entender, la demanda estaba exclusivamente fundada en el derecho civil y, por ende, debía tratarse en ese fuero.

En tanto, Lorenzetti, Highton de Nolasco y Rosenkrantz consideró que, por el momento, no correspondía que la Corte se pronunciara sobre estas cuestiones, ya que podía seguir tramitando su reclamo ante el fuero civil; de modo que no había razones que justificaran la intervención en un pleito que no estaba concluido sino recién iniciado.
 

Sentencia contra cooperativa

n La Corte Suprema también falló ayer a favor de un trabajador que solicitó una indemnización por haberse encubierto un contrato de trabajo bajo la figura de "socio cooperativo".
En este caso, contó con las firmas de Lorenzetti, Highton de Nolasco y Maqueda, en tanto Rosatti y Rosenkrantz votaron en contra.

La demanda fue iniciada por Jorge Eduardo Pessina en contra de la cooperativa de Trabajo de Mantenimiento Integral Porteros Ltda que ofrecía servicios de limpieza y mantenimiento a establecimientos.

Pessina trabajó allí entre 2008 y 2010 pero estuvo registrado como socio y no como trabajador, por lo que al finalizar la relación laboral promovió un juicio contra la cooperativa, su presidente y el último consorcio en el que había cumplido tareas.

La Cámara del Trabajo admitió el reclamo, al entender que había fraude laboral, y la cooperativa apeló ante la Corte, que ratificó ese fallo.

image_print