Oct 12 2017 - 10:09

La elección del sucesor de Peruzzotti mostró la fractura con el liderazgo de Brito en Adeba

En los próximos días anunciarán al nuevo director ejecutivo, que sería un aliado del Macro

Juan Bergelín
@JuanBergelin
jbergelin@diariobae.com

Con la renuncia de Daniel Llambias a la presidencia de Adeba -la cámara que agrupa a los bancos privados de capital nacional- muchos banqueros sintieron que se derrumbaba el intento por darle a la entidad un perfil más institucional y menos personalista. Su llegada, de hecho, apuntaba a que quien tome el timón de la cámara provenga del sistema financiero, pero que no sea un dueño de un banco, después de 13 años de mandato de Jorge Brito, el titular del Banco Macro. Pero ahora, con Jorge Brito hijo a cargo de la entidad, lo que desató la interna entre los banqueros locales es el reemplazo del histórico director ejecutivo, Norberto Peruzzotti, ya que muchos creen que quien finalmente ocupe ese cargo será un alfil de Brito, con lo cual Adeba volverá a tener un perfil personalista, o “familiar” como dicen en la city.

Uno de los indicios en los que se apoyan algunos banqueros para sostener eso es que en la búsqueda para ese puesto “bajaron” a algunos candidatos por estar “sobrecapacitados”, cuando para el cargo se requiere gente de jerarquía. Según pudo averiguar BAE Negocios, al menos dos personas del sistema financiero quedaron fuera de la contienda por el puesto con la excusa de estar “sobrecapacitados”, uno de ellos un ex Banco Hipotecario muy reconocido en el sector. “Me hizo mucho ruido cuando me enteré que bajaban candidatos por estar sobrecapacitados. En general las asociaciones empresarias buscan personas sobrecapacitadas y de edad mediana a madura”, destacó un banquero.

Otro indicio que toman en la city es que la firma de headhun ter que contrataron para la búsqueda del director ejecutivo es Valuar, que si bien tiene muy buena reputación en el sistema, está a cargo de Cristina Bomchil, la suegra de Jorge Brito hijo y en la cual su mujer, María Vaca Guzmán, es directora de búsqueda ejecutiva en Argentina y Chile. Además, en un comienzo, cuando se iba a contratar a una firma de headhunter para el reemplazo de Llambias la que tenía más respaldo era Spencer Stuart, a cargo del ex MBA, Pablo Tausing, que fue la que eligió a Claudio Cesario para ABA, la cámara de bancos extranjeros. Finalmente se decidió que Brito seguiría en el cargo de Llambias y que contratarían a Valuar para la búsqueda del director ejecutivo. Fuentes del mercado que siguen de cerca la búsqueda aseguran que los candidatos ya están elegidos, que no hay lugar para nadie más y que la decisión se va a tomar a la brevedad. Peruzzotti, en tanto, ya se comprometió a quedarse en Adeba un año más como asesor en paralelo al nuevo director ejecutivo.

“Si el elegido es un hombre de Brito se va a poner picante el clima, y hay algunos bancos que hasta podría irse de Adeba”, sostuvo otro banquero, de larga trayectoria en el sistema financiero. Uno de los que podría dar el salto a ABA es el Supervielle, que hace más de 4 años debatió esa idea entre sus directores, pero en ese momento no prosperó. “Siempre hubo algunos directores que quisieron pasarse a ABA. Esta puede ser la excusa perfecta para hacerlo”, analizaban cerca de la entidad. Consultados al respecto, desde Supervielle prefirieron no opinar sobre el tema.

Del lado de los públicos, también hay quienes por lo bajo analizan irse a Abappra, la cá- mara que agrupa a esos bancos, aunque es una decisión mucho más política. Es el caso, por ejemplo del Ciudad, que cada vez está menos presente en las reuniones de la cámara, según información de distintas fuentes del sistema.

Desde Adeba, en cambio, desmienten que haya interna entre los bancos y aseguran que hay un fuerte consenso interno en cada decisión que toman. “En el día a día, a la hora de trabajar, hay mucha unidad”, grafican. Es más, en el entorno de Brito destacan que la idea es que haya consenso entre los bancos de la cámara a la hora de designar al sucesor de Peruzzotti.

Del otro lado, algunos banqueros dicen que Adeba perdió el liderazgo y hasta hablan de “vacío de poder”, y ponen como ejemplo el último almuerzo de la cámara con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, en donde había pocos dueños de bancos y predominaban las segundas líneas. De hecho, además de Brito y Peruzzotti los únicos banqueros presentes eran Eduardo Escasany, del Galicia; Claudio Cánepa, del Banco de San Juan; y José Luis “Chicho” Pardo, del Mariva. Después los otros 5 integrantes eran segundas o terceras filas de algunos de los bancos asociados.

En los próximos días se sabrá quién es el nuevo director ejecutivo de Adeba y, lo más importante, cuál es el perfil que tomará la cámara de bancos privados de capital nacional y cómo reaccionarán los banqueros a esa designación.

image_print