Oct 12 2017 - 10:33

Cristina no pone las manos en el fuego por De Vido ”ni por nadie”

Dijo que duda sobre la lucha del Gobierno “contra la corrupción”

Horacio Aranda Gamboa
haranda@diariobae.com

A once días de los comicios legislativos que alumbraran un nuevo mapa político en la provincia de Buenos Aires, la candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner dijo respecto al ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido -quien por estos días se encuentra rindiendo cuentas en la justicia por la tragedia de Once-, que no pone “las manos en el fuego por nadie”, puso en duda la lucha del gobierno “contra la corrupción” y cuestionó a la gobernadora María Eugenia Vidal porque “los índices de la provincia están todos para atrás”. En el tramo final de su campaña, la exmandataria, quien ayer se hizo presente en el programa que conduce “La negra” Vernacci en Radio Con Vos, viene realizando maratónicas recorridas por el conurbano bonaerense.

“No pongo las manos en el fuego por nadie, solo por mis hijos y por mí, pero por nadie más”, dijo lapidaria ante la pregunta de la conductora, quien la interrogó respecto a la situación de De Vido, quien por estas horas está siendo juzgado en el marco de la tragedia de Once.

En ese punto, destacó que dentro del ex Ministerio de Planaficación “tantísimas cosas se hicieron bien”, denunció la existencia de una “utilización política” de los expedientes vinculados al ex funcionario nacional y descreyó de que la administración Cambiemos tenga “una preocupación real por luchar contra la corrupción”.

En otro tramo, consultada sobre la gestión de Vidal al frente del Ejecutivo provincial, dijo que la “única manera de juzgarla es en la gestión” y los resultados “no son buenos”. En ese sentido, afirmó que “los índices están todos para atrás. Hay que caminar por el conurbano, por los barrios” como para darse cuenta que “la gente está sin laburo”, agregó.

También cuestionó al presidente Mauricio Macri por estar contrayendo “un nivel de endeudamiento de locos”, al tiempo que lo acusó de perseguir a los mafiosos “según con quien están”.

Acorde con el clima descontracturado que le propuso Vernaci, Cristina hizo gala de informalidad y dedicó gran parte de la entrevista a pasar revista a su militancia política y a la vida junto al extinto expresidente Néstor Kirchner. “Vivo la vida de otra manera desde que murió Néstor”, confesó la líder de Unidad Ciudadana quien luego admitió que en un principio “estaba enojada con todo, con la vida, porque no se cuidó, pero después empezaron a llegar los nietos, y la vida sigue”, agregó.

Cristina admitió que durante los años de su gobierno hubieron “intentos destituyentes muy claros”, dijo que fue “atacada” por ser “la mujer que hace las cosas que el poder no quiere que haga” y confesó finalmente: “Todos los días me levantaba en la Quinta de Olivos pensando qué me van a hacer hoy”.

 

image_print