Oct 12 2017 - 9:40:

Gobierno de Trump, duro contra el FMI por cuestionar la reforma fiscal

Rechazan propuesta del organismo de subir impuestos a los más ricos

El director de la Oficina de Presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, cargó contra el Fondo Monetario Internacional (FMI) por defender la suba de impuestos para las rentas más altas, y aseguró que el organismo está “muy implicado” en que falle la rebaja de impuestos propuesta por el presidente estadounidense, Donald Trump. “Hay gente que está muy implicada en que esto fracase, ya que si funciona: ¿cuál sería su argumento para una nueva regulación?”, dijo Mulvaney en una entrevista con el diario Financial Times.

El comentario se produce horas después de que el FMI divulgase un informe titulado ‘Vigilancia Fiscal’, en el que asegura que se pueden subir los impuestos a las rentas más altas sin afectar el crecimiento. En la rueda de prensa de presentación del reporte, el director de Asuntos Fiscales del Fondo, Vitor Gaspar, afi rmó que el FMI no encuentra “evidencia sistemática de que aumentar la progresividad impositiva dañe el crecimiento”.

La reforma fiscal de Trump, su principal propuesta legislativa antes de que acabe el año, apuesta por una notable rebaja de los impuestos para empresas y trabajadores como motor para acelerar el crecimiento econó- mico en EE.UU. Trump, que prometió devolver a EE.UU. a un crecimiento del 3 % anual, considera que la suba de impuestos supone un freno a la inversión y la actividad económica.

Mulvaney rechazó el escepticismo desde el organismo dirigido por Christine Lagarde, del que EE.UU. es el máximo accionista, de que se pueda alcanzar esa cifra. “Cuando introduje el concepto del 3 % de crecimiento en el presupuesto en marzo, la gente se sonrío en la sala. Ahora estamos ahí”, dijo Mulvaney, en referencia a la última lectura del ritmo de crecimiento anual del segundo trimestre del año en EE.UU., que se situó en el 3,1 %.

En este sentido, recordó que el Gobierno de EE.UU. está diseñando sus reformas fiscales “hacia la productividad, con la teoría de que quizá ese tipo de reducciones, de reformas, llevarán a un crecimiento del PIB que el FMI dice que es imposible”.

El Fondo elevó las previsiones de crecimiento para EE.UU. esta semana al 2,2 % este año y 2,3 % el próximo, aunque advirtió que el crecimiento potencial se moderaría a medio plazo al 1,8 por ciento.

Pelea con la TV
El presidente Donald Trump escaló su enfrentamiento con la prensa estadounidense al sugerir que evaluaría sus licencias de operación, ante lo que califica como “noticias falsas”. “Con todas las noticias falsas proviniendo de NBC y las cadenas (televisoras), en que momento es apropiado desafi ar sus licencias (de operación)?. Malo para el país”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.


EE.UU. dejaría a México fuera de acuerdo de libre comercio

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que está abierto a un acuerdo comercial bilateral con Canadá pero sin México, si las conversaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre los tres países no prosperan. Al ser consultado por un periodista si Estados Unidos podría alcanzar un pacto comercial con Canadá si no logra uno con México en las negociaciones del TLCAN,

Trump dijo: “Seguro, absolutamente. Es posible que no podamos llegar a un acuerdo con uno o con otro, pero llegaremos a un acuerdo con uno”.

“Veremos si podemos hacer el tipo de cambios que necesitamos. Tenemos que proteger a nuestros trabajadores y, para ser justos, el primer ministro quiere proteger también a Canadá y a su gente. Debe ser justo para ambos países”, afirmó.

Trump habló en una rueda de prensa en la Casa Blanca junto al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau. Al mandatario se le consultó si el TLCAN está muerto, a lo que respondió: “Ya veremos qué ocurre”. La Cámara de Comercio estadounidense acusó al gobierno en Washington de intentar sabotear las discusiones con “propuestas venenosas”.

Las conversaciones podrían estancarse por las agresivas demandas de Estados Unidos de elevar abruptamente los requerimientos de origen local para componentes de autos y autopartes, según expertos comerciales. Fuentes informadas sobre las propuestas de Estados Unidos dijeron que éstas apuntan a elevar el límite para el contenido de origen norteamericano a 85%, desde el actual 62.5%, con un requerimiento específi co de fabricación estadounidense de 50%.

image_print