Sep 21 2017 - 9:17:

Sistemas privados de alerta fallaron en anunciar el potente sismo del martes

Una alarma estatal sonó al inicio del terremoto, pero muchos ciudadanos no la escucharon

Por segunda vez en menos de dos semanas, la tecnología le falló a los mexicanos quienes recibieron tarde o nunca un mensaje de alerta privado que debía advertirles sobre la inminencia de un sismo fuerte, como el que sacudió anteayer la capital del país.

El fallo, según expertos, se debió a la ubicación y cercanía del epicentro del sismo

Antes del breve pero potente terremoto de 7,1 grados, que estremeció a la capital y a estados centrales del país matando a más de 200 personas, muchos ciudadanos tampoco escucharon un sistema de alarma estatal que sonó cuando la tierra ya estaba temblando.

El desconcierto cundió entre muchas personas que se preguntaban "¿por qué no sonó?". El reclamo creció ante la violencia del terremoto que derrumbó 39 edificios y dejó daños en otros 600, según datos de la alcaldía de la capital mexicana.

El fallo, según expertos, se debió a la ubicación y cercanía del epicentro del sismo.

La alerta sísmica nacional, que opera desde 1993, usa un sistema de sensores colocado en la costa pacífica, donde el riesgo de sismos es mayor.

Pero el epicentro del terremoto del martes estuvo 120 kilómetros al sur de la capital, no solo fuera de la principal zona de cobertura sino demasiado cerca como para que la señal de alarma se adelante a las veloces ondas sísmicas.

"Está diseñada para sismos de las costas en donde nos dan el tiempo, como sucedió el 7 de septiembre", dijo Carlos Valdés, director del Centro Nacional de Prevención de Desastres a la televisión local.

Ese día, un terremoto de magnitud 8,2 sacudió la costa Pacífica mexicana, con epicentro a 730 kilómetros de la capital, distancia suficiente para que la alerta llegue y los 8.200 megáfonos desplegados en la urbe sonaran la alarma antes de que la tierra temblara.

Otros sensores sísmicos en los estados de Puebla y Morelos, vecinos sureños de la capital, enviaron su mensaje pero no llegó a tiempo.

Horas antes del sismo, el país había realizado un simulacro nacional de sismo en el que los mexicanos participan anualmente y que conmemora a los 10.000 muertos del terremoto que devastó la capital un 19 de septiembre de 1985.

En el simulacro, ambas alertas, la estatal y la privada, sonaron oportunamente.

El sistema dispara alarmas en escuelas y oficinas, interrumpiendo las emisiones de la radio. Los mexicanos tienen un minuto para reaccionar y salir de los edificios antes de que empiecen a temblar.

Desde el lanzamiento del sistema en 1993, se han dado más de 60 alertas por sismos de una intensidad de al menos 6 en la escala de Richter. La tecnología smartphone hizo su aparición en México en los últimos años, permitiendo a sus habitantes recibir alertas a través de aplicaciones como SkyAlert o Alerta Sísmica DF.

Dos segundos después del comienzo de un sismo, SkyAlert envía una señal a los teléfonos celulares que hace sonar el mensaje "alerta sísmica" e indica la intensidad del temblor. Pero el martes, la aplicación SkyAlert estuvo muda.

  • También temblaron Japón, Perú, Nueva Zelanda y California

Tres sismos sacudieron ayer Japón, Perú y California, Estados Unidos, 24 horas después del devastador terremoto en Puebla y Distrito Federal, México.

El más potente se registró en la costa oriental del país asiático y tuvo una magnitud de 6.1 grados en la escala de Richter. El epicentro del sismo estuvo ubicado a 281 kilómetros al este de la ciudad de Kamaishi, en la gran isla de Honshu, la mayor del archipiélago, y a sólo 10 kilómetros de profundidad, según los servicios geológicos estadounidenses (USGS).

En Arequipa, Perú, en tanto, se registraron dos sismos de 5.2 y 3.4 grados en la escala de Richter. El Instituto Geofísico de Perú no reportó daños ni víctimas hasta el momento.

En California, mientras, un temblor causó momentos de zozobra en el condado de Shasta, ubicado a 442 kilómetros de San Francisco. El movimiento telúrico tuvo una magnitud de 3.8 grados en la escala Richter.

En tanto Nueva Zelanda también sufrió un intenso sismo de 6.1 grados en la escala de Richter, sacudiendo intensamente las islas de Auckland, sin que se registraran víctimas fatales hasta el momento.

  • Puerto Rico sin luz por el huracán María

Lluvias torrenciales, ríos y embalses desbordados, marejadas ciclónicas de dos metros, olas de ocho metros, árboles por los aires, ventanas estallando, 100% de las casas sin electricidad y problemas generalizados de telecomunicaciones. El huracán María atravesó Puerto Rico con devastadores vientos de más de 200 kilómetros por hora (categoría 4, la segunda más potente de la escala ciclónica), dejando la red de carreteras bloqueada y un caótico panorama general.

El gobernador Ricardo Rosselló pidió al presidente de EE UU. Donald Trump que declare a la isla “zona de desastre”, y ordenó el toque de queda para la población hasta el sábado. Si bien no se reportaron víctimas fatales en Puerto Rico, María dejó hasta el momento un total de nueve muertos en las islas de Dominica y Guadalupe, que fueron prácticamente arrasadas por vientos cercanos a los 200 kilómetros por hora.

Según las previsiones María subirá ahora hacia el norte y por fortuna no afectará a Haití, el país más pobre de América Latina. Tampoco a Cuba ni a la península de Florida, ambas muy dañadas y en proceso de recuperación tras el paso reciente del gigantesco huracán Irma.

image_print