Sep 14 2017 - 10:39

Segundo el movimiento

Comentario editorial

Los llamados a la unidad suelen llegar acompañados de renunciamientos. El paso al costado que allana el camino para lograr sintetizar en una figura todos los proyectos individuales o personalistas. Y si algo valora el peronismo a lo largo de la historia es el renunciamiento histórico. Es dejar la vida (en este caso la política) para beneficio del movimiento. Es probable que Cristina haya reservado su renunciamiento para una segunda etapa de su llamado a la unidad. Mientras no lo haga, sólo es un desesperado llamado frente a encuestas que reflejan cómo se aleja la posibilidad del triunfo. Después de todo, si el resultado es adverso aun bajando su candidatura, tendrá un argumento más para justificar la derrota.

image_print