Sep 14 2017 - 9:20:

Las paritarias no lograron revertir la pérdida de poder adquisitivo del 2016

Un informe privado revela que sólo 13 gremios consiguieron el "seguro" contra la inflación

Luis Autalán
@LuisAutalán
lautalan@diariobae.com

Los acuerdos paritarios del año estuvieron sujetos en la premisa del Gobierno para no superar superar la inflación del 17% prevista por el Banco Central. El antídoto que algunos sindicatos tuvieron al alcance de la negociación fue la "cláusula gatillo". Dicho requisito implica algún tipo de mecanismo de revisión si es que la inflación supera la cifra acordada. Empero, de 26 organizaciones gremiales analizadas en un informe privado, la mitad no incluyó esta cláusula y pueden verse perjudicadas si el número de inflación acumulada sigue creciendo (14% primer semestre 2017).

Con Aeronáuticos, el Gobierno anticipó la pauta paritaria 2018 que oscilará en el 15%

No obstante, los sindicatos buscaron recuperar el poder adquisitivo perdido en 2016 y empatarle a la inflación, en otras palabras o "perder por poco".

Casi todas las negociaciones paritarias cerraron con aumentos de entre el 20% y 25%. Muchos sindicatos apelaron al "seguro contra deterioro del poder adquisitivo" para revisar el número final. Aquellas que por cuestiones varias lograron superar el cielorraso y techo paritario que utilizó el gobierno kirchnerista y adoptó discplicente la administración Cambiemos desde 2015 sin brecha alguna, deben guardar en reserva esos puntos superadores como oro. En el caso de la trascendencia pública de los números la cartera laboral podría llegar a demorar la homologación paritaria "hasta el infinito y más allá".

El paper del Centro de Estudios Atenea confirmó que los sectores del mercado de trabajo, perdieron poder adquisitivo en 2016. Va de suyo que durante el corriente y en medio de la incosistencia de la CGT en la disputa global por los trabajadores, los sindicatos vieron como las mediciones de los índices de precios superaron la proyección oficial y se llegó a una inflación promedio del 37,6% (41,0% según IPC CABA, 40,3% según IPC Congreso y 31,4% según IPC San Luis).

Damián Ledesma, director del Centro Atenea le resumió a BAE Negocios: "Las paritarias del año no lograron revertir la pérdida de poder adquisitivo del 2016. Incluso principales sindicatos sellaron acuerdos por encima de la inflación oficial pronosticada (17%) pero ninguno recompuso la capacidad de compra deteriorada desde el 2015. Otra discusión subyacente tiene que ver con los emprendedores monotributistas, cuya modalidad de trabajo precaria no contempla aumentos de ingresos como si lo tienen aquellos que están en forma asalariada."

A criterio de Ledesma y los técnicos que participaron de la confección del informe, estos números analizan la evolución salarial de los sectores de la economía formal. En la actualidad, más de un 30% de trabajadores informales no tienen acceso a la herramienta de la paritaria para negociar sus salarios ni con la estabilidad que brinda un contrato formal. "Si esta tendencia se consolida y las organizaciones colectivas disminuyen su representatividad, puede traer como consecuencia la presión de los salarios a la baja", indicó Ledesma casi como un anticipo de una posible reforma laboral que ya comenzó respecto de algunos convenios.

Para los profesionales de Atenea e incluso economistas que asesoran a sindicatos, la cláusula gatillo es un intento de anticipación "en un impredecible escenario económico". Sólo queda esperar los números del año para saber si el Gobierno cumplió su expectativa inflacionaria, de lo contrario los sectores que cerraron acuerdos cerca del 20%, sin "gatillo" alguno serán los más perjudicados.

image_print