Sep 13 2017 - 17:07

El “helicóptero” regalando reales

Inyección de dinero

Las minoristas brasileñas anunciaron resultados que superaron las estimaciones de los analistas en el último trimestre, en gran parte debido al estímulo de u$s13.000 millones provisto por el Estado, que liberó para el uso el Fondo de Garantía de Tiempo de Servicio FGTS, equivalente a una indemnización por trabajador.
El FGTS, creado en 1966, fue diseñado como un fondo de indemnización para los trabajadores brasileños. Cada mes, los empleadores depositan el 8 por ciento de los sueldos de sus empleados en cuentas individuales. A medida que los trabajadores cambian de empleo, terminan con varias cuentas. Sólo la del actual empleo es considerada activa. Normalmente, el acceso se limita a situaciones específicas, como una enfermedad terminal o la compra de una vivienda. Temer liberó el dinero de las cuentas que estaban inactivas hasta diciembre de 2015.
A partir de marzo, a los brasileños se les permite retirar fondos del FGTS, algo que antes no podían hacer, como parte de un paquete de estímulo que el presidente Michel Temer anunció en diciembre para ayudar a poner fin a una recesión de dos años. Para julio se habían retirado 41.200 millones de reales (u$s13.200 millones), lo que contribuyó a un alza de 2,5 por ciento en las ventas minoristas después de nueve trimestres consecutivos de contracción, según Rosenberg Consultores Associados. La caída en las tasas de interés y una leve mejora del empleo también ayudaron, dijo la firma.
“Esta inyección de liquidez en la economía fue muy buena”, dijo Federico Trajano, máximo ejecutivo de Magazine Luiza. “El gobierno necesita otras medidas como esta, que no son tan caras, e inyectar dinero en la economía porque tenemos que salir de esta recesión”.
“Era difícil predecir si las personas lo iban a ahorrar o gastar”, señaló Evandro Buccini, economista de Rio Bravo Investimentos SA, una gestora de activos que administra 10.000 millones de reales. “El efecto sobre el consumo y el desapalancamiento fue mayor al previsto, y aunque todavía queda un poco para los próximos meses, la mayor parte ya ha surtido efecto”.

image_print