Sep 12 2017 - 23:40

Pablo Moyano desafió al Gobierno y no acatará la conciliación obligatoria

Conflicto en plantas de Coca-Cola

La Federación Nacional de Choferes de Camiones mantiene el paro por tiempo indeterminado en todas las plantas de distribución del país de Coca-Cola en demanda del cumplimiento del correcto encuadramiento gremial y del convenio colectivo, pese a la conciliación obligatoria que dictó el ministerio de Trabajo.
La organización que lideran Hugo y Pablo Moyano estimaba anoche que al plan de lucha se sumarán los camioneros de Quilmes, Aguas y Danone, por lo que la protesta "se profundizará", según lo que informaron a BAE Negocios.

"Todas las plantas distribuidoras de Coca-Cola continúan paralizadas", desde el lunes por tiempo indeterminado acotó el también secretario gremial de la CGT y denunció que la multinacional incumple el "correcto encuadramiento de los trabajadores y la aplicación del convenio colectivo laboral 40/89" de la organización nacional.

El Ministerio de Trabajo dictó en la mañana de la víspera la conciliación obligatoria en el conflicto, pero Camioneros subió la apuesta y ratificó el plan de lucha. "Los camioneros no aceptaron, no aceptan ni aceptarán la flexibilización laboral", sostuvo el dirigente y acotó que "la batalla transita por el camino de la dignidad, el respeto a la ley y los valores de los trabajadores, porque la lucha también es un valor sindical y hay que tener valentía para sostenerla".

Va de suyo que la postura asumida respecto de este conflicto por Camioneros, va en línea con la prédica por la cual Pablo Moyano se enfrenta a otros secretarios generales en la CGT, respecto de "enfrentar al Gobierno antes de padecer algo peor que lo que ya sufrimos en la década del ’90".

Desde el poder de fuego de su organización y el servicio clave que prestan en el rubro de bebidas gaseosas, la pulseada llegó a una sensación térmica que otros sindicatos no podrían afrontar.

image_print