Sep 13 2017 - 18:19

Por la alta inflación núcleo, el Banco Central mantiene la tasa en 26,25 por ciento

El retorno de Lebac más cortas tocó el 30% por la necesidad de los bancos de hacerse de pesos

María Eugenia Baliño
@eugeniabal
ebalino@diariobae.com

A pesar de la desaceleración de los precios en agosto, el Banco Central espera que la inflación núcleo acompañe el proceso de desinflación "de manera más contundente", por lo que ayer decidió mantener su tasa de política monetaria- el centro del corredor de pases a 7 días- en el 26,25%, tal como había anticipado el mercado.

BCRA indicó que continuará absorbiendo pesos “activamente” en el mercado secundario

El Indec informó ayer que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) nacional se ubicó el mes pasado en el 1,4% para el nivel general y también para la medición núcleo -que excluye los productos regulados y estacionales-, lo que implicó una reducción de 3 y 4 décimas respecto de julio, respectivamente.

En su informe de política monetaria de ayer, el BCRA indicó que continuará absorbiendo pesos "activamente" mediante operaciones en el mercado secundario de Lebac, donde ayer la tasa de las letras de más corto plazo tocó el 30% por la necesidad de bancos de hacerse de pesos.

El mes pasado el Central retiró por esa vía $146.200 millones, especialmente con ventas en los tramos medio y largo de la curva de rendimientos, contrarrestando la expansión de poco más $101.000 millones que había tenido que realizar en la licitación primaria de letras.

Según analistas, con una inflación acumulada del 15,4% en lo que va de este año, la autoridad monetaria sigue sin tener margen para relajar su sesgo contractivo si es que quiere cumplir con su meta del 10% para 2018.

"Si la inflación va en línea con el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) hasta fin de año, la inflación mensual de 2018 tiene que viajar al 0,8% para cumplir con la meta del 10%", señala Federico Furiase, economista director de Estudio Bein/EcoGo y profesor de la maestría en Finanzas de la UTDT.

En su comunicado de política monetaria de ayer, el BCRA afirmó que considera apropiado mantener su sesgo contractivo y enfocar sus esfuerzos en finalizar el año con una inflación acercándose al 1% mensual.

Además señaló que los indicadores de alta frecuencia sugieren que en septiembre la inflación se mantiene en valores acotados y con perspectivas de consolidar la desaceleración. Los participantes del último REM esperan que la inflación nacional este mes se ubique en el 1,3% y que en los tres meses posteriores suba al 1,4 por ciento.

Para Furiase, el Central enfrenta hoy varios dilemas, entre ellos que si bien mantiene una tasa real bien positiva contra la inflación esperada, ésta "no alcanza para que los agregados monetarios se expandan en línea con el sendero consistente con su meta", debido a la expansión asociada al financiamiento monetario directo (adelantos al Tesoro) e indirecto (compra de dólares de las colocaciones de deuda) del déficit fiscal, a las licitaciones primarias de Lebac y al desarme de pases.

Además -señala el economista- la entidad que conduce Federico Sturzenegger tiene dos canales de esterilización que funcionan a contramano debido al desarbitraje de tasa entre ambos, ya que hoy esteriliza a través del mercado secundario de Lebac lo que expande por el desarme de pases de los bancos que buscan aprovechar los mejores rendimientos que ofrecen las letras del BCRA.

La tasa de las Lebac de más corto plazo, que vencen el próximo martes, superó el 30%, mientras que en los tramos más largos, donde opera el Central, los retornos se mantuvieron en el 27,35 por ciento.

  • El dólar sumó una nueva caída

Las atractivas tasas en pesos que ofrecen las letras del BCRA continúan alentando el desarme de posiciones en dólares. En un mercado en donde el rendimiento de las Lebac de más corto plazo tocó ayer el 30%, el dólar sumó una nueva caída, la sexta en el segmento minorista y la cuarta en el mayorista. La divisa estadounidense cerró ayer a $17,07 en la plaza donde operan los grandes jugadores y a un promedio de $17,37 en las pizarras, 9 centavos por debajo del lunes. “Con la cuarta baja consecutiva experimentada por el dólar en el mercado local, acumula una caída de diecisiete centavos producto de la presión ejercida por una oferta estimulada por el rearmado de portafolios de inversión nominados en moneda doméstica”, afirmó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

image_print