Sep 13 2017 - 0:33:

FIFA lanza mañana a nivel global la venta de entradas para la Copa del Mundo Rusia 2018

Desde las 6 de la mañana de nuestro país podrán hacerse las primeras reservas

Luis Frydel
lfrydel@diariobae.com

Rusia 2018 se ve muy lejano pero esa distancia parecerá acortarse a partir de mañana con la apertura de la venta de entradas para la cita que paralizará al mundo futbolístico desde el 14 de junio hasta el 15 de julio de 2018.

210 dólares será el valor más alto de una entrada para cualquiera de los tres partidos de cualquier seleccionado en la primera fase del certamen. Para esa instancia, la localidad más económica costará 105 dólares

Como ya sucedió en ocasión del Mundial de Brasil 2014, el primer paso para dar con las localidades será la reserva de las mismas únicamente en la página del organismo que rige el fútbol mundial, FIFA.com/tickets desde las 6 de nuestro país (12 del mediodía en Moscú) de mañana jueves.

Las entradas, en todo el mundo, podrán ser retiradas en forma gratuita por los compradores que así lo decidan, en puntos que las distintas federaciones de cada país darán a conocer oportunamente.

Para la categorización de las ubicaciones cada estadio, sin importar la sede, será dividido en tres sectores, dependiendo de la zona en la que se encuentre cada butaca.

De acuerdo a las previsiones las entradas se podrán comprar a partir de los 90 euros.

Desde FIFA, aseguran que todo aquél aficionado que desee asistir a cualquiera de los partidos del Mundial tendrá la posibilidad de poder hacerlo virtud a tener instrumentada una oferta equitativa.

"Hemos establecido un sistema de boletería que dará a todos una oportunidad justa de conseguir entradas. A lo largo de la historia, la contribución de los hinchas ha sido fundamental en la fascinación que causa la Copa Mundial de la FIFA. Y Rusia promete brindar una extraordinaria continuación a esta historia mediante una organización excepcional y un ambiente fantástico en los estadios", explicó Fatma Samoura, Secretaria General de la FIFA.

Las entradas estarán disponibles durante las siguientes fases de venta: primera fase de ventas (dividida en dos etapas): empezará mañana y terminará el 12 de octubre. Durante este período se podrán realizar las solicitudes de entradas, que se asignarán mediante un proceso de sorteo aleatorio pensado para los casos en los que la demanda sea mayor que el número de la oferta.

En ese sentido todos los solicitantes recibirán una respuesta a su pedido antes del 16 de noviembre, tanto si sus pedidos resultan atendidos total o parcialmente, del mismo modo que si son denegados.

Esta fase concluye con otro período, entre el 16 y el 28 de noviembre, en el que las entradas se adjudicarán por orden de solicitud.

Más adelante una segunda fase de ventas estará dividida en dos etapas, dando inicio tras el sorteo del Mundial (1º de diciembre) con un período de sorteo por selección aleatoria que irá desde el 5 de diciembre hasta el 31 de enero, y otro que atenderá al orden de recepción de los pedidos, del 13 de marzo al 3 de abril.

La entrega de entradas adquiridas en estas dos primeras fases empezarán recién a partir de abril o mayo.

Por último, la chance de conseguir localidades llegada la fecha de disputa del Mundial atenderá un orden de solicitud abierto entre el 18 de abril y el 15 de julio de 2018, día de la final.

A diferencia de la pasada cita mundialista, disputada en Brasil hace algo más de tres años, FIFA esta vez aguardó un mes más para lanzar la venta.

En aquella oportunidad las entradas en forma suelta como por paquetes comenzaron a venderse a partir del 20 de agosto aunque con el mismo método de diferentes etapas y modalidades.

Entonces fueron cuatro las categorías: 1, 2, 3 y discapacitados. La 1 fue, como será ahora en Rusia, para las ubicaciones de mayor privilegio en cada estadio.

Las opciones económicamente más accesibles volverán a ser las comprendidas en las categorías 2 y 3, pero con una desventaja que quedará librada al rigor de la suerte, la de que no bastará con pagar su valor sino además tener buena fortuna en el bolillero, dado que la demanda será más que alta.

Para Brasil 2014 presenciar el partido inaugural jugado en San Pablo hubo que desembolsar u$s495. Esta ocasión los tres partidos de un mismo seleccionado en la fase de grupos costaba de 297 a 446 dólares, mientras que asistir a uno solo de esos tres partidos iniciales costaba entre 90 y 135 dólares, algo menos que la cuarta parte del piso de venta de cada butaca para la final disputada entre Argentina y Alemania, que fue de 440 dólares, elevándose según la categoría hasta 990 la más cara.

4.500 millones de dólares son los que obtuvo la FIFA como beneficios durante el último Mundial, en el cual recaudó solamente en entradas y derechos televisivos 2.000 millones de la misma moneda.

  • Estadios en 11 ciudades, a lo largo y a lo ancho del suelo ruso

El Mundial de Rusia contará con doce sedes a lo largo del país para el torneo. La principal será el estadio Luzhniki, en Moscú, que albergará el partido inaugural y la final del campeonato con una capacidad para 81.500 espectadores después de la remodelación que eliminó las pistas de atletismo.

Las demás sedes de la Copa del Mundo serán Ekaterimburgo (Ekaterimburgo Arena), Kaliningrado (Estadio de Kaliningrado), Kazán (Kazán Arena), Moscú (Otkrytie Arena), Nizhni Nóvgorod (Nizhni Nóvgorod Stadium), Rostov del Don (Rostov Arena), San Petersburgo (San Petersburg Stadium), Samara (Samara Arena), Saransk (Mordovia Arena), Sochi (Fisht Stadium) y Volgogrado (Volgogrado Arena).

Como en cada Copa del Mundo a menos de un año de su desarrollo, las obras en las sedes se encuentran en pleno proceso, con solo cuatro estadios listos a al fecha y los doce restantes con fecha de para ser presentados durante el cuarto trimestre de este año, con la excepción de la sede de Samara, prevista para principios de año próximo.

image_print