Sep 12 2017 - 21:55

Diputados avanzó para aprobar la paridad de género legislativa

Regirá para 2019 el cupo por mitades

Con amplio consenso de las fuerzas políticas, la Cámara de Diputados dictaminó favorablemente el proyecto de ley de paridad de género para las listas de candidatos que podría ser convertirse en ley dentro de dos semanas.
La iniciativa, promovida por legisladoras de distintos espacios después de que no prosperara la reforma electoral impulsada por el Ejecutivo, propone elevar a nivel nacional el cupo femenino del 30% al 50%, de manera que las listas de candidatos intercalen un hombre y una mujer y se pondrá en marcha en las elecciones presidenciales de 2019.

La iniciativa había sido aprobada en octubre de 2016 por el Senado, casi al mismo tiempo que Diputados enviaba la media sanción de la reforma electoral, que contemplaba, como punto principal, la aplicación de la boleta electrónica.

Entre otras cuestiones, introduce el artículo 60 bis en el Código Nacional Electoral y fija la obligatoriedad de intercalar candidatos de ambos sexos en las listas de legisladores nacionales.

Durante el debate en el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, de Justicia y de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, la diputada Carla Carrizo (UCR) señaló que "la paridad electoral es el derecho a competir en las mismas condiciones que los varones".

"La idea es que este dictamen se ratifique en una posible sesión del 27 de septiembre para que en las elecciones presidenciales de 2019 todos los candidatos a diputados integren una lista de mujeres y hombres en las mismas condiciones para competir", agregó Carrizo, quien acompaña a Martín Lousteau en la lista de Evolución.

"La paridad implica que sea una y uno. Es decir que ahora no va a haber excusa para que la mujer vaya en el tercer lugar. Muchas veces ha ocurrido eso con el cupo que tenemos hoy. En algunas provincias en realidad no es un techo de cristal sino un piso de barro porque nos ponen siempre en un lugar no expectante. La paridad garantiza eso.No es un privilegio, es un derecho a competir en las mismas condiciones que los varones", añadió la radical.

"La mujeres no queremos más, sino que queremos lo mismo. No es un drama la ley de paridad, al contrario: va a beneficiar a todos los argentinos. No se va a caer el mundo. Va a ser un paso más para las grandes transformaciones que esperamos de la Argentina", sostuvo Carla Pitiot, del Frente Renovador.

Por su parte, Cristina Álvarez Rodríguez (FpV-PJ) señaló que "empoderar mujeres no implica el debilitamiento de los varones; implica más y mejor democracia, construida entre y para todos". Y agregó: "El único modo de encontrar soluciones para las distintas problemáticas de las mujeres, es con más mujeres con perspectiva de género en lugares de poder". La iniciativa sólo fue rechazada en comisión por la izquierda.

image_print