Sep 12 2017 - 21:09

Corea del Norte rechazó nuevas sanciones y amenazó a EE.UU.

"Sufrirán el mayor dolor de su historia", dijeron en la ONU

El gobierno de Corea del Norte calificó de "despiadadas" las sanciones económicas aplicadas por el Consejo de Seguridad de la ONU luego de su ensayo nuclear más reciente, al tiempo que acusó a Estados Unidos por las penalidades y prometió infligirle "el mayor dolor" de su historia.

El líder norcoreano, Kim Jong-un ratifi có su plan nuclear

"El régimen de Washington fabricó la resolución de sanciones más despiadada", dijo el embajador norcoreano en Ginebra en una intervención en la Conferencia de Desarme de la ONU y en la primera reacción oficial de Corea del Norte a la resolución del consejo, que fue adoptada por unanimidad.

"Mi delegación condena en los términos más fuertes y rechaza categóricamente la resolución ilegal" del Consejo de Seguridad, prosiguió el embajador Han Tae Song sobre las penalidades, que limitan la venta de petróleo y derivados al país comunista y prohíben comprar sus exportaciones textiles.

"Las próximas medidas de la RDC (República Democrática de Corea) harán que Estados Unidos sufra el mayor dolor que haya experimentado en su historia", agregó el diplomático, citado por la agencia de noticias DPA.

Las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU fueron impulsadas por Estados Unidos para penalizar a Corea del Norte por su ensayo nuclear del 3 de septiembre pasado, que según Pyongyang consistió en la detonación de una bomba de hidrógeno y que fue el más potente de los seis que realizó desde 2006.

La resolución fue aprobada un mes después de que el Consejo de Seguridad de la ONU decidiera extender una veda a las exportaciones norcoreanas de carbón, plomo y mariscos en respuesta al lanzamiento de un misil balístico intercontinental.

Estados Unidos y sus aliados argumentan que sanciones más fuertes redoblarán la presión sobre el régimen del líder norcoreano Kim Jong-un para que retome negociaciones internacionales interrumpidas desde hace años a fin de discutir un fin a su programa nuclear y de misiles.

"Mi esperanza es que el régimen oiga el mensaje fuerte y claro y que elija un camino diferente", dijo el embajador estadounidense Robert Wood ante la Conferencia de Desarme.

image_print