Sep 12 2017 - 22:53

Los gendarmes declaran ante la Justicia y siguen las contradicciones y sospechas

No se encontraron rastros de ADN de Maldonado en los vehículos

La investigación sobre la desaparición del joven Santiago Maldonado en el marco de la represión de una manifestación mapuche volvió a sumar nuevos elementos. Con la Gendarmería en el centro de la atención luego de que trascendieran testimonios acerca de golpes o pedradas contra manifestantes indeterminados, la Justicia tomó declaraciones a varios de los miembros de la fuerza.

“Hay una discusión acerca de si los gendarmes hicieron algo indebido o no”, dijo Peña

Tres gendarmes declararon en el Juzgado Federal de Esquel, a cargo de Guido Otranto, sobre su participación en el operativo del 1º de agosto en tierras del Pu Lof en Resistencia de Cushamen, en Chubut, donde testigos vieron por última vez a Maldonado. Se trata de los gendarmes Neri Armando Robledo, César Peralta y Walter Ruiz Díaz, el mismo día en que las pericias determinaron que no se pudo encontrar ADN compatible con el joven desaparecido en los vehículos que posee la fuerza de seguridad. Con este último elemento, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, volvió a restarle crédito a la calificación de "desaparición forzada" que tiene la carátula de la causa y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, intentó mantenerse un escalón menos contundente al afirmar al canal TN que "hay una discusión que aclarar en torno a si algunos gendarmes que participaron de ese enfrentamiento ese día hicieron algo indebido o no".

De todos modos, abogados de la familia y organismos humanitarios habían denunciado que era casi inútil la búsqueda de rastros del ADN de Maldonado debido a que los camiones fueron lavados antes de los peritajes, en una postura que ratificó ayer el hermano de Santiago.

Maldonado desapareció el 1° de agosto cuando tres escuadrones de Gendarmería persiguieron a los mapuches en la pequeña comunidad Pu Lof de Cushamen, cercana a la precordillera de Los Andes.

Los mapuches habían cortado una ruta en una manifestación de protesta. Las tierras ocupadas por Pu Lof pertenecen al magnate Luciano Benetton.


Las declaraciones
Antes de las indagatorias a los gendarmes, se produjeron incidentes en la puerta del juzgado entre militantes mapuches y policías de civil que incluso los filmaron. No hubo heridos ni detenidos. En un informe que el Ministerio de Seguridad de la Nación aportó en los últimos días a la causa judicial, se sostiene que, en la persecución a integrantes del Pu Lof en tierras de la comunidad, parte de los gendarmes llegaron hasta el río Chubut, donde Robledo hirió de una pedrada a un miembro de esa comunidad mapuche.

Aunque nada se informó oficialmente sobre la comparecencia de los tres gendarmes, cabe suponer que declararon y fueron interrogados sobre lo narrado en ese informe.

Esta mañana, antes de la llegada de los gendarmes, funcionarios del Ministerio de Seguridad ingresaron también al juzgado. "Quisimos traer en forma urgente estas declaraciones tomadas en el marco de las actuaciones administrativas que hizo la Gendarmería, y que son muy importantes para la investigación", dijo Gonzalo Cané, secretario de Cooperación con la justicia, ministerios públicos y legislaturas de la cartera de Seguridad.

Cané llegó al juzgado de Otranto acompañado por Daniel Barberis, director del área de Violencia Institucional de la misma cartera.

  • El Gobierno le dijo que no a una comisión de la ONU

A pesar de la permeabilidad que había mostrado los últimos dias, el Gobierno decidió rechazar el pedido de la familia de Santiago Maldonado de crear una comisión de expertos externos que “colabore” con la investigación. Luego de una una reunión que mantuvo el jefe de Gabinete, Marcos Peña, con el dirigente del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Amerigo Incalcaterra, se informó que “por ahora no se va a avanzar en el pedido de que se sumen a la investigación” ni se conformará un “grupo de trabajo”.

Desde el Gobierno reiteraron su compromiso de “trabajar con estos y con todos los organismos” y agregaron: “La Justicia está trabajando, la investigación está avanzando”. De la reunión también participaron el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, y el ministro de Justicia, Germán Garavano.

El encuentro se produjo tras el pedido de la familia de Maldonado para que el Gobierno acepte la colaboración de “un equipo independiente que siga la investigación”. Garavano fue el encargado de comunicarlo a la familia.

  • Bullrich celebra que no se haya hallado ADN del joven en camionetas de Gendarmería

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró que el resultado negativo que arrojaron las pericias sobre la presencia del perfi l genético de Santiago Maldonado en muestras tomadas en camionetas de Gendarmería “despeja muy fuertemente de lo que ha sido acusado el gobierno: una desaparición forzosa”.

“Eso nos abre ventanas a otras hipó- tesis que nosotros siempre hemos planteado”, subrayó Bullrich, sin identifi car a cuáles se refería. La jefa de la cartera de Seguridad remarcó que “lo más importante en el caso Maldonado hoy, que para nosotros es realmente fundamental, muy muy profundo y muy importante, es que todos los ADN han dado negativos en todos los transportes de la Gendarmería”.

“No quiero hacer una lectura (de los resultados), simplemente quiero decirles eso. Es muy importante y eso despeja muy fuertemente de lo que ha sido tan acusado el Gobierno: de que ha sido una desaparición forzosa. Eso nos abre ventanas a otras hipótesis que nosotros siempre hemos planteado”, aseveró. El juzgado federal de Esquel había ordenado la realización de las pericias en las camionetas y camiones de la Gendarmería al Servicio de Huellas Genéticas de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires.

Los estudios, en cambio, sí detectaron rastros de “perfi les genéticos” de Maldonado en “una mochila negra secuestrada” en la vivienda en que el joven había vivido en la localidad rionegrina de El Bolsón, así como en “el buzo negro entregado al juzgado por un amigo o conocido” suyo.

  • La familia Maldonado advierte sobre falta de preservación de pruebas de los vehículos

Sergio Maldonado, el hermano del joven desaparecido en Chubut, advirtió que los móviles que utilizó la Gendarmería no fueron preservados para garantizar prueblas y que por lo tanto era lógico que no se hallaran rastros. “Era lo esperado, sería muy bruto y muy impune agarrar y seguir con las manchas ahí”, indicó. Y en ese sentido, le restó relevancia al anuncio realizado por el Juzgado Federal de Esquel acerca del resultado negativo de las muestras de ADN obtenidas en vehículos de la fuerza de seguridad y las brindadas por él, su padre y su madre.

En ese sentido, cuestionó que “las camionetas las habían lavado, habían roto los precintos, no declararon móviles -primero dijeron que era 8 o 9 después 17-; no había Unimog y después había”, al relatar la cadena de sospechas sobre ese punto.

Para el hermano de Santiago, desaparecido desde el 1° de agosto pasado tras participar de un corte la ruta 40 en el departamento Cushamen, Chubut, “desde el principio está todo mal. Desde el segundo día decimos lo mismo y de hecho ya lo admite el Gobierno. La carátula es desaparición forzada de persona, no hay otra hipótesis”, afi rmó en declaraciones a Canal Tres de Rosario.

En cuanto a la posibilidad de aportar nuevos datos a la investigación, señaló que “todo lo que estaba a nuestro alcance los hicimos desde el principio”.

"Lo último fue que presentamos un video para que corroboraran que estaba ahí, le llevamos los testigos, no sé qué más quieren, ¿que salgamos a buscar a Santiago nosotros?”, se quejó.

image_print