Sep 12 2017 - 10:38

Cuatro películas argentinas quedaron en el top ten semanal

El mejor debut del jueves fue Los que aman, odian

La buena noticia, o al menos esa que puede servir para sentirse bien, consiste en que la tabla de las películas más vistas del pasado fin de semana incluye cuatro filmes nacionales: Los que aman, odian (la coma es obligatoria aunque el afiche la haya olvidado...), La cordillera, El fútbol o yo y Mamá se fue de viaje. Algo más: las películas argentinas han superado en lo que va del año los cinco millones de entradas vendidas en total, algo que se logra por cuarto año consecutivo. No es seguro -las cifras las provee la consultora Ultracine- que se superen los seis millones para películas nacionales. Después de todo, sólo un puñado (no más de cinco) superan los 100.000 espectadores y algunas más los 50.000. Comparado con la cantidad de títulos vernáculos, la proporción no es del todo alentadora.


De todos modos, el estreno de Los que aman..., si bien tuvo una cifra decente, no pudo desbancar del primer puesto a Annabelle 2, que por segundo fin de semana consecutivo resultó la película más vista. Está a muy poco de quebrar la barrera del millón de espectadores (nada mal) y probablemente sea desbancada del primer puesto el próximo fin de semana por otra película de terror, It, la adaptación de la célebre novela de Stephen King. Pero es probable que una película potencie la otra y que Annabelle termine por encima del millón y medio de entradas vendidas cuando acabe su carrera en salas. El cine de terror constituye uno de los pocos géneros que funciona siempre bien, con un piso alto de público. El otro es la animación familiar, lo que explica por qué Emoji, la película haya tenido mucho más éxito en nuestro país -proporcionalmente al tamaño del mercado, por supuesto- que en su país de origen. O que una película chica como Ozzy, rápido y peludo, coproducción animada entre España y Canadá, se mantenga con lo justo en el top ten. Como señalamos semana a semana, el cine sigue siendo el entretenimiento familiar de mejor precio respecto de otras alternativas. Y, también, el de más alta tasa de satisfacción.

De los estrenos del pasado jueves, el otro que entró en la lista de los filmes más vistos fue Atómica, la película de acción y aventuras protagonizada por Charlize Theron. Que, de todos modos, quedó bastante lejos de los primeros puestos: debutó en el quinto lugar con menos de 30.000 espectadores, incluso si las críticas le fueron favorables. La razón: el peso que tienen las franquicias para este género, tan grande que si el público no conoce de antemano a los personajes es difícil que asista. Y hay otra: una película de acción para adultos deja fuera -desgraciadamente y por razones tristísimas- a gran parte del público. El cine es hoy, sólo, asunto de niños y adolescentes. O, al menos, es lo que parece.

image_print