Sep 07 2017 - 22:04

Reposera

Tres para leer

  • El peligro de mezclar religión y política

El cuento de la criada
Margaret Eleanor Atwood
Salamandra
416 páginas
$395
 

El libro de Margaret Atwood se convirtió en un exitosa serie de televisión protagonizado por Elisabeth Moss, sin pantalla aún en la Argentina, pero sí con la gran oportunidad de encontrar su texto en las librerías. Amparándose en la coartada del terrorismo islámico, unos políticos teócratas se hacen con el poder y, como primera medida, suprimen la libertad de prensa y los derechos de las mujeres. Esta trama, que bien podría encontrarse en cualquier obra actual, pertenece a esta novela escrita por Atwood a principios de los 80, en la que la autora canadiense anticipo con llamativa premonición una amenaza latente. En la República de Gilead, el cuerpo de Defred sólo sirve para procrear, tal como imponen las normas establecidas por la dictadura puritana que domina el país. Si Defred se rebela o su aceptando colaborar a regañadientes, no es capaz de concebir le espera la muerte en ejecución publica o el destierro a unas Colonias. Así, el régimen controla hasta los mas ínfimos detalles de la vida de las mujeres. Desde su alimentación, su indumentaria, hasta su actividad sexual. Pero nadie, ni siquiera un gobierno despótico parapetado tras el supuesto mandato de un dios todopoderoso, puede gobernar el pensamiento de una persona. Y mucho menos su deseo. Los peligros inherentes a mezclar religión y política; el empeño de todo poder absoluto en someter a las mujeres como paso conducente a controlar a toda la población; la fuerza incontenible del deseo como elemento transgresor: son tan solo una muestra de los temas que aborda este relato desgarrador. Atwood es canadiense y autora de mas de treinta y cinco obras de ficción, poesía y ensayo, con las que ha obtenido un enorme reconocimiento internacional.

  • Mucho más que el diario de un filme

El mono en el remolino
Selva Almada
 Literatura Random House
 $179

La toma que se repite. Los susurros de los qom y su prolijo caminar de fila escolar ante las cámaras. Las má- quinas que se empantanan. El calor y el barro. Los trajes y las pelucas. El casting. Pueblos fantasma transformados en escenografía; vecinos, en españoles e indígenas; campos, en los páramos donde Don Diego de Zama espera en vano el ascenso que lo saque del ostracismo y la apatía. Mientras la directora Lucrecia Martel filma, Selva Almada observa, pregunta, escribe. Y en esas notas profundiza en el mito literario.

  • Como intentar expiar el dolor

Crónica de mi familia
Vasco Pratolini
Tusquets
$239

Transcurre diciembre de 1944, Italia celebra el fin de la guerra salvo Vasco Pratolini, que está encerrado en un cuarto de pensión, con las persianas bajas y algodones en los oídos, escribiendo en una máquina prestada las páginas de este libro, con esta tremenda aclaración preliminar al lector: ‘Esto no es una obra de ficción. Es un soliloquio del autor con su hermano muerto. Al escribir buscaba consuelo, no otra cosa. Le mortifica pensar que intuyó apenas, y demasiado tarde, la espiritualidad de su hermano”.

image_print