Ago 28 2017 - 10:31

La precampaña de la posverdad

Escenario político - Por Gabriela Granata

Gabriela Granata
@GabiGranata

Esta semana finalizará el recuento definitivo de votos en la provincia de Buenos Aires. Será un dato central para ver cómo se acomodan los protagonistas de la saga electoral que culmina el 22 de octubre y cuánto de lo que pusieron en juego en las PASO se consolida o se derrumba. Los referentes de 1País y de Cambiar, los sectores que lideran Sergio Massa y Florencio Randazzo, tuvieron en las últimas horas más presencia mediática para ocupar el terreno que perderán cuando los números finales de las PASO canten la diferencia real entre Esteban Bullrich y Cristina Fernández.

Cambiemos instaló en la noche del 13 de agosto un clima de victoria con números parciales que, en la madrugada del 14 no les permitieron tantas sonrisas: la diferencia de menos de 1 punto porcentual con el Frente para la Victoria, más de mil mesas sin computar y denuncias de cargas manipuladas hubieran detenido la suelta de globos. Una semana después hizo todo lo contrario. Dejó trascender que Cristina ganará por poco. Es decir, instaló primero la victoria sin haber ganado, ahora instala la derrota cuando aún no hay datos de que haya perdido. No importa. El discurso que el Gobierno monta alrededor de uno u otro resultado es el que le permitió profundizar la avanzada contra los gremios y la Justicia. Con los resultados finales de las PASO ¿saldrá a pedir apoyo para "seguir cambiando"?

"El Gobierno habla en gerundio: estamos haciendo, estamos avanzando. Pero si un Gobierno que dice que es el cambio no superó los indicadores del último mes del Gobierno anterior y grita éxitos que no son, estamos mal", dijo Felipe Solá en el programa "De haberlo sabido" de Radio Con Vos ayer. No es solo conceptual, como dan cuenta las infografías de la página 4 de este Suplemento Lunes.

El dicho y el hecho tiene fracturas. La gestión de Cambiemos considera a Santiago Maldonado "uno de los tantos desaparcidos de los miles que busca el Gobierno". El contexto es el aumento exponencial de casos de violencia institucional, que ya denunció con cifras la Correpi. El Gobierno dice que empieza a contener la inflación. Pero mucho tiene que ver la agonía del consumo. Dice que crea empleo y la UIA denuncia 51.000 puestos menos solo en la industria.

En diciembre el término posverdad será incluido en el diccionario de la Real Academia Española. La definición está ligada a que las afirmaciones dejan de estar basadas en hechos objetivos para asentarse en emociones y creencias. Hubo otra definición hasta la década del ’90 cuando la "post-truth" era el momento en el que alguien se entera de una verdad. Esta semana podremos tener un ejemplo de esa definición noventista.

image_print