Ago 17 2017 - 9:11:

Un argentino recibió el premio Albany por sus trabajos en microbiología

Desarrolló una técnica de ingeniería genética

El científico argentino Luciano Marraffini, que obtuvo junto a un equipo internacional de investigadores el Premio Albany en Estados Unidos, reconoció que recibir el galardón, uno de más importantes de la ciencia a nivel internacional, es una gran motivación para continuar sus estudios en microbiología y aseveró que todavía queda mucho por estudiar en la cuestión genética.

Su método permite estudios que antes resultaban sumamente difíciles en humanos

"Es un honor muy grande, una motivación muy grande para seguir investigando lo que tanto sacrificio nos lleva", aseguró desde Nueva York el egresado de la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas de la Universidad Nacional de Rosario, de 43 años, que fue reconocido por desarrollar el método Crispr-Cas9, una técnica de ingeniería genética que aprovecha un proceso natural del sistema inmune bacteriano que puede aplicarse a los humanos.

"Es un sistema de origen bacteriano, que se presenta en la naturaleza y lo utilizan para defenderse de ataques virales, lo cambiamos un poco para poder usarlo en células humanas, lo amoldamos y lo usamos de tal manera que se podrían hacer mutaciones muy precisas", explicó Marraffini, que trabaja en la Universidad Rockefeller, donde tiene su propio laboratorio.

El microbiólogo explicó que el método tiene dos usos principales: "El primero es para la ciencia básica, para los laboratorios que estudian cómo funcionan las células humanas ya que permite hacer estudios genéticos que antes eran muy difíciles".

La segunda aplicación que puede tener es en terapia génica para "tratar personas que tiene una enfermedad genética, una mutación, que les genera una deficiencia y una enfermedad, en principio se podría corregir esta deficiencia", aclaró. "Podría funcionar en ciertas enfermedades genéticas, no en todas, porque todavía hay afecciones en las que no se sabe cuál es el gen que tiene un problema y produce la deficiencia", explicó.

Oriundo de Rosario, se fue a los 27 años a realizar su tesis doctoral a Chicago y desde entonces vive en Estados Unidos, actualmente en Nueva York, donde en 2010 le ofrecieron abrir su propio laboratorio, en el que hoy continúa trabajando en microbiología además de tener su propia cátedra en la Universidad Rockefeller.

El Albany Medical Center Prize in Medicine and Biomedical Research for 2017 se entregará el 27 de septiembre en una ceremonia que se celebrará en Albany, Nueva York.

image_print