Ago 10 2017 - 10:05

Una extraordinaria adaptación de Maupassant

Crítica de "Una vida"

Una vida (la película agrega "una mujer", porque somos tontos, parece) fue la novela en la que Maupassant tomó la Madame Bovary de su maestro Flaubert e invirtió los géneros: quien sufre las infidelidades es ella, no él. La nueva adaptación -hay una anterior, genial, de Alexandre Astruc- realizada por Stéphane Brizé (El precio de un hombre) no sólo es precisa y se acerca con pudor a sus personajes, sino que además logra capturar el clima de la novela original.

Pero hace algo más: logra que sus conflictos, que hoy se resolverían de otro modo, sigan guardando su fuerza dramática. Los vuelve contemporáneos gracias a la emoción que representan sus intérpretes. Una película notable.

image_print