Ago 10 2017 - 11:29

Caso Anahí: el único detenido se prestó a estudios y ofreció la clave de su celular

Sospechan que la jóven fue enterrada viva

El abogado de Marcos Esteban Bazán, el único detenido por el crimen de Anahí Benítez, la adolescente de 16 años hallada asesinada el viernes en la reserva natural Santa Catalina del partido bonaerense de Lomas de Zamora, aseguró ayer que en su indagatoria de ayer su cliente accedió de manera voluntaria a que le extraigan sangre para estudios de ADN y entregó la clave de su celular para demostrar su inocencia.

"Creo y estoy convencido de la inocencia de mi asistido, por eso estamos esperando que se produzca la prueba que va a acreditar lo que mi cliente dijo, que no participó del hecho y no conoce a la víctima", dijo al canal C5N el abogado Lucio de la Rosa, defensor del imputado, en la puerta de los tribunales de Lomas de Zamora.

Además, el abogado contó que el acusado "entregó la clave de su celular, el cual fue incautado en el allanamiento de su domicilio, a los efectos que se analicen los Whatsapp, los mensajes de texto, las llamadas entrantes y salientes".

Por otro lado, el letrado planteó ayer una posibilidad escalofriante: que la joven habría sido enterrada viva y de esa manera se produjo su muerte por asfixia.

De la Rosa sostuvo el cuerpo de la adolescente tenía tierra en la boca y "pudo morir asfixiada en el momento de ser enterrada" después de perder el conocimiento en el predio perteneciente a la reserva natural de Santa Catalina.

El abogado, en diálogo con la prensa, indicó que "la autopsia dijo que la víctima tuvo pérdida de conocimiento y que producto de tierra que le pudieron encontrar en la boca, se puede determinar que pudo morir por asfixia en el momento que fue enterrada".

image_print