Ago 05 2017 - 9:32:

Lavado de dinero: el negocio de la "financiación de amenazas"

Los fondos ilícitos mueven cerca de 2.000 millones de dólares al año. Los grupos de crimen organizado entran en los mercados a través de empresas aparentemente legítimas.

La financiación de las amenazas ha crecido exponencialmente junto con la creciente integración del sistema financiero mundial debido a las barreras más bajas al comercio y al movimiento de capital. Las innovaciones tecnológicas facilitan el blanqueo de dinero y, al mismo tiempo, aumentan la dificultad de detectar y detener las operaciones ilícitas por parte de los organismos reguladores y de las agencias federales. Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, en 2012 se estimó que los flujos de fondos ilícitos representaron del 2% al 5% del PIB mundial, ascendiendo entre u$s800.000 y u$s2.000 millones de dólares al año. Este significativo flujo de caja representa lo que se denomina "financiación de amenazas".

Los juegos de azar implican cantidades significativas de dinero en efectivo

Los grupos de crimen organizado entran en los mercados a través de empresas aparentemente legítimas, especialmente tradicionalmente los mercados de alto riesgo como metales preciosos, commodities, energía y más. Abusan del sistema bancario internacional y de las relaciones bancarias correspondientes. Esto se logra a través de las redes TBML, que implica la explotación del sistema de comercio internacional con el propósito de transferir valor y ocultar los verdaderos orígenes de la riqueza ilícita. Los esquemas TBML varían en complejidad, pero típicamente implican tergiversación del precio, cantidad o calidad de las importaciones o exportaciones.

"Con costos significativos para la seguridad nacional, la financiación de amenazas: debilita el buen gobierno permitiendo el soborno sistemático de funcionarios públicos, que fomenta la corrupción; debilita la estabilidad y la soberanía del Estado al permitir que grupos criminales organizados crezcan en poder y dominio; degrada los sistemas legales y el estado de derecho; y distorsiona los mercados a nivel local, nacional e internacional, principalmente a través del lavado de dinero basado en el comercio (por su sigla en inglés, TBML) y la falsificación de bienes y divisas", explica Felipe Mora, especialista en soluciones de Cumplimiento y Riesgo Corporativo de Thomson Reuters.

Un ejemplo. Guangzhou Enterprise, un grupo dirigido por nacionales colombianos que lavaba dinero a través de cuentas bancarias en Hong Kong y China en nombre de organizaciones de narcotraficantes en México y Colombia. El dinero se utilizó para financiar compras de productos falsificados en China, los cuales fueron luego enviados a Colombia y otros lugares para su reventa. El grupo lavó más de 5.000 millones de dólares para cárteles de la droga en Colombia y México antes de ser arrestado en 2016.

También las excusiones y los viajes centrados en los juegos de azar implican cantidades significativas de dinero en efectivo se han convertido en el vehículo perfecto para el lavado de dinero. Los operadores de estas actividades trabajan para traer VIPs para participar y ganar una comisión de la cantidad apostada. El casino paga a los operadores del viaje o de la excursión una cuota mensual por cumplir con un ingreso mínimo mensual. El sistema recompensa el volumen para los organizadores y los participantes.

Los métodos financieros ilícitos emplean una variedad de técnicas para blanquear productos ilícitos en el sistema financiero legítimo – así que no existe un modelo único para todos. "Dada la complejidad del tema, debe haber un esfuerzo conjunto entre los sectores público, privado, los proveedores de información y las instituciones financieras para la luchar contra la corrupción y el lavado de dinero en Latinoamérica y en el mundo. Con las herramientas adecuadas y un enfoque cooperativo, la financiación de amenazas puede ser abordada a escala global", dice Felipe Mora.

image_print