Jul 17 2017 - 7:44:

Se dispararon las inversiones financieras de extranjeros y bajan las dirigidas al sector real

El 73% de los u$s1.326 M que ingresaron en junio fueron a especulación.

Ignacio Ostera
@ignaciostera
iostera@diariobae.com

El ingreso de dólares del exterior destinados a inversiones financieras se aceleró en junio en relación al mismo mes del año anterior, mientras que las dirigidas al sector real de la economía continuaron en baja. De acuerdo al balance cambiario del Banco Central, el mes pasado hubo un saldo neto de u$s1.326 millones provenientes de extranjeros que entraron al país, de los cuáles el 73% fueron a "cartera".

La mayor parte de las inversiones en cartera fueron a parar a activos en dólares

El BCRA reconoce en el informe que hubo u$s975 millones para inversiones financieras, casi cuatro veces más que las registradas en igual período de 2016, en tanto las directas fueron u$s351 millones, por debajo de los u$s400 millones de un año atrás, es decir, un 12,5% menos.

Los datos insinúan que la lluvia de inversiones prometida por el Gobierno estaría recayendo en la especulación y no precisamente en activos reales como para traccionar el crecimiento del producto.

"Las inversiones de no residentes mostraron un incremento en términos netos de casi u$s700 millones respecto al mismo mes del año previo, explicado por el aumento de las inversiones de cartera, compensado en parte por la disminución de las inversiones directas", reza el reporte del Central.

Sin embargo, la autoridad monetaria resaltó que los desembolsos en cartera "estuvieron mayormente destinadas a inversiones denominadas en dólares" por u$s600 millones. Los restantes u$s390 millones fueron a papeles en pesos, por lo que en junio se ubicó "u$s150 millones por encima de lo observado el mes previo y u$s150 millones por debajo del récord del mes de marzo por u$s540 millones", como consecuencia de los inversores que vienen al país para aprovechar las tasas altas en moneda local, precisa el documento.

Los rubros de la economía real en donde hubo desembolsos en divisas fueron "Alimentos, bebidas y tabaco" con u$s76 millones, Comercio por u$s57 millones, Comunicaciones por u$s40 millones y Petróleo por u$s35 millones. Así, el total bruto de las inversiones directas (sin contar los egresos) ascendió a u$s359 millones.

Déficit turístico y fuga

El déficit turístico continuó en ascenso en junio. El BCRA informó que el rojo escaló 18% interanual, como consecuencia de egresos por u$s1.034 millones (+23%) e ingresos por apenas u$s161 millones (+58%).
En otro orden, las colocaciones de deuda del sector público permitieron arrojar un superávit de u$s3.322 en la cuenta capital y financiera, tras un saldo positivo de u$s6.077 millones, que fue compensado parcialmente por la salida neta del "Sector Financiero" por u$s1.141 millones y por los movimientos incluidos en "Otros movimientos netos" por u$s 1.640 millones, "destacándose en el mes la disminución de las cuentas corrientes de las entidades en el BCRA asociada al otorgamiento de préstamos y al retiro de depósitos locales en moneda extranjera", explica el informe oficial.

Por su parte, la "formación de activos externos", como se conoce el capítulo referido a la fuga de capitales, alcanzó los u$s1.020 millones, por debajo de los u$s1.283 millones de hace un año.

El número estuvo explicado por "adquisiciones netas de clientes de billetes por u$s713 millones y de divisas sin destino específico por u$s310 millones", puntualiza el reporte del Central.

En ese sentido, el economista Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica, recordó que durante todo el año pasado la fuga de capitales alcanzó los u$s.3400 millones, por debajo del promedio registrado en la década del noventa, cuando fue de u$s5.400 millones anuales, y de la del kirchnerismo, cuando sumaba u$s9.500 millones por año, alcanzando un récord de u$s21.300 en el 2011, antes de la implementación del cepo cambiario.

De todas formas, el ritmo de formación de activos externos del año pasado podría estar influido por el blanqueo de capitales que, una vez concluido, puede provocar una nueva suba en la fuga.

image_print