Jun 07 2017 - 22:12

El Gobierno emitirá un bono en pesos a tres años atado a la tasa de pases del Banco Central

Saldrá la semana próxima. En junio, otro en euros

economia@diariobae.com

El Gobierno nacional emitirá por primera vez un bono en pesos atado a la tasa de pases del Banco Central, que la autoridad monetaria utiliza como referencia para su política antiinflacionaria. Así lo anunció el ministro de Finanzas, Luis Caputo, durante una cumbre empresaria.

"La semana próxima se va a emitir un bono en pesos, a un plazo de tres años con ajuste a tasa de pase del Banco Central, probablemente con ajuste trimestral", dijo Caputo en el Congreso Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), celebrado ayer.

De esta manera, el interés desembolsado por esos bonos se moverá en relación a la tasa que regula el Central, es decir que si la autoridad monetaria decide reducirla, el Tesoro se verá beneficiado, y si la aumenta, se perjudicará, por lo que será un instrumento de presión implícita para una política monetaria menos contractiva.

Asimismo, Caputo puntualizó que planea colocar otro título en euros para fines de junio, para "completar la pata internacional en otras monedas" de la emisión en pesos. El ministro no dio detalles sobre los montos.

En otro orden, el funcionario reconoció que el "déficit es alto" aunque destacó que "llegaremos al equilibrio fiscal en forma gradual y hay dos razones para que así sea: la responsabilidad social y el financiamiento a las tasas más bajas de nuestra historia".

"Este año el costo de deuda en dólares es de 4,51% para ser exactos", se jactó Caputo, que desestimó el efecto sobre las arcas públicas.

"Financiar este déficit nos está costando un poquito más de u$s 1.000 millones al año y también es importante recordar que 3 de las 4 veces que emitimos deuda ha sido para cancelaciones. En concreto, estamos reemplazando deuda del 8% al 4,5% en cupones", explicó el funcionario.

De mantenerse estas tasas y siguiendo el camino trazado concluyó que "el financiamiento gradual hacia el equilibrio fiscal permitirá alcanzar el endeudamiento más bajo de la región, que oscilará entre 36 y 38 puntos del PBI, la mitad de Brasil".

El ministro dijo entender el "juego político de hacer ruido" con la política de financiamiento pero, por encima de esta cuestión, recalcó que "hay problemas más graves para atender".

Por otro lado, anunció que "desde el Banco Nación vamos a sacar la línea de créditos Carlos Pellegrini a 15 años para la pequeña y mediana empresa".

Consultado sobre cómo afectan al financiamiento las "altas tasas de interés" que dispuso el Banco Central para su política monetaria, respondió que "afecta positivamente porque nuestra curva de financiamiento en pesos es invertida".

image_print