May 18 2017 - 21:43

Misión de la ONU cuestionó el "exceso de la prisión preventiva" en el país

También denunció la existencia de un sistema penal "selectivo"

Horacio Aranda Gamboa
haranda@diariobae.com

En un documento "preliminar" dado a conocer ayer, el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria (GTDA) de Naciones Unidas expresó su "preocupación" por la "selectividad del sistema de justicia penal" argentino, advirtió sobre el uso excesivo "de la prisión preventiva" y sobre las "amplias facultades" con las que cuenta la policía "para privar a una persona de su libertad", al tiempo que recomendó al Estado a designar un Defensor del Pueblo de la Nación.

Pero además, y pese a no haber hecho mención especifica al caso de Milagro Sala, detenida en Jujuy desde enero de 2016, el organismo de la ONU ratificó la vigencia de la Opinión 31 que instó al Gobierno a liberar de manera inmediata a la dirigente indígena.

Niños, colectivo LGBTI, indígenas y migrantes
“tienen mayor probabilidad de ser detenidos”

En una conferencia de prensa que tuvo lugar en la sede local de Naciones Unidas, Eliana Steinerte y Sètondji Roland Adjovi quienes encabezaron una misión de diez días al país por invitación del Gobierno del presidente Mauricio Macri, dieron a conocer las conclusiones "preliminares" de su trabajo.

La delegación alertó entre otras cuestiones, que aquellas personas que "se encuentran en una situación de vulnerabilidad, como los niños, el colectivo LGBTI, los pueblos indígenas y los migrantes tienen mayor probabilidad de ser detenidos por la policía por la sospecha de haber cometido un delito" o bien ser "demorados para verificar su identidad".

En esa dirección, dejaron constancia que si bien las fuerzas policiales dijeron que "demorar" no significa "detener", el que una persona no pueda "dejar un lugar por su propia voluntad, es una privación de la libertad".

Recordó además que "conforme a la ley 24.390 la prisión preventiva" debería utilizarse "con carácter excepcional", lo cual advirtieron "no se refleja en las practicas del Poder Judicial, que tiende a otorgar la mayor parte de las solicitudes".

Esa postura arroja como resultado que los detenidos "preventivamente" terminan constituyendo "alrededor del 60 por ciento de la población detenida".

"El plazo de 2 años, que ya de por sí es un período largo, se extiende y hay presos con 4, 6 y hasta 10 años con prisión preventiva", señaló Steinerte, al tiempo que advirtió que la mayoría de los detenidos en esa condición no se encuentran separados de los condenados, lo que constituye "una pena de facto" y "una violación de los derechos internacionales".

Constató con "alarma" que pese a no estar equipadas, "las comisarías albergan detenidos durante períodos prolongados"; que en el caso de los menores "la excepcionalidad en la privación de la libertad no se aplica como corresponde" e incluso dieron cuenta de un niño de 8 años "privado de su libertad y maltratado".

“La excepcionalidad en la privación de la
libertad no se aplica como corresponde”

El Grupo también cuestionó el decreto que modificó la ley migratoria y advirtió sobre el "impacto negativo en la situación general en materia de derechos humanos en la Argentina" y si bien reiteraron que la visita no tuvo que ver directamente con la situación de Sala, ratificaron que su detención es "arbitraria" y que "sigue vigente" el reclamo por su liberación".

image_print