May 18 2017 - 20:39

Viajar en el tiempo ¿Un sueño cercano?

La matemática afirma que en teoría es posible: sólo falta la tecnología

sociedad@diariobae.com

A menudo es el recurso de los escritores de ciencia ficción cuando se quedan sin ideas nuevas. Ahora, son dos físicos estadounidenses los que abordan el tema de los viajes en el tiempo, si bien no se trata de un estudio único en su género, por supuesto. En especial, Ben Tippett, de la Universidad de la Columbia Británica, y David Tsang, de la Universidad de Maryland, anunciaron que -desde un punto de vista teórico- es posible adelantarse y atrasarse en el tiempo.

Para formar el espaciotiempo se deben tener en cuenta cuatro
dimensiones a la vez: longitud, ancho, profundidad y tiempo

El estudio, publicado en la revista Classical and Quantum Gravity, fue denominada Traversable acausal retrograde domains in spacetime (Dominio retrógrado no casual transversal en el espaciotiempo), cuyo acrónimo es Tardis, exactamente como la célebre máquina del tiempo usada por el Doctor, el protagonista de la serie de ciencia ficción británica Doctor Who. Es una elección pensada para recordar de inmediato el tema de un estudio que tuvo como base de partida algunas consideraciones referidas a la relatividad general, como sucedió muchas otras veces en el pasado cuando se trataron temáticas de este tipo. Ante todo, recuerda Tippett, la visión tridimensional del universo es errada; de hecho, son cuatro las dimensiones (longitud, ancho, profundidad, tiempo) que deben ser imaginadas al mismo tiempo para formar una única entidad: el espaciotiempo.

Este último, destaca Tippet, es curvo, al punto que los planetas se mueven siguiendo justamente órbitas curvas y no líneas rectas. Porque, según la teoría de Einstein, algunos cuerpos celestes dotados de gran masa, como las estrellas, están en condiciones de plegar el espaciotiempo, obligando a otros cuerpos, como los planetas, a girar alrededor.

Un anhelo postergado
Asimismo, Tippett explica que -de igual modo- la dirección del tiempo posee una curvatura y que el tiempo transcurre más lentamente a medida que nos acercamos a un objeto como un agujero negro. La curvatura es lo que el modelo matemático utiliza para plegar el tiempo y permitir a un hipotético viajero moverse en su interior, siguiendo una suerte de trayectoria circular que permite ir hacia adelante y hacia atrás.

Según la teoría de Einstein, ciertos cuerpos celestes de
gran masa están en condiciones de plegar el espaciotiempo

En resumen, el sueño de viajar en el tiempo, ¿está destinado a convertirse en realidad? No, al menos por el momento. Porque, lamentablemente (¿o por suerte?), no poseemos la tecnología necesaria para plegar el continuum espaciotiempo y sería necesario tener a disposición la llamada “materia exótica”. Cabe puntualizar que se habla de materia exótica en referencia a la compuesta prevalentemente por partículas efímeras; es decir, las que decaen poco tiempo después de su producción. Estudiadas a través de los rayos cósmicos, pueden también ser producidas en laboratorio, como por ejemplo en los experimentos llevados a cabo en los aceleradores.

Como sea, no podemos afirmar ahora concretamente que sea posible algún día, pero todos los que desean visitar épocas históricas diversas pueden seguir soñando. Total, como es sabido, no cuesta nada.

En la literatura y el cine
La fantasía de anticiparse o retroceder en el tiempo ha dado mucha tela para cortar en los libros y la pantalla: desde el
artefacto steampunk que concibió H. G. Welles en la novela La máquina del tiempo (Londres, 1895) hasta el De Lorean tuneado de la saga Volver al futuro, de Robert Zemeckis, o la serie española de televisión El Ministerio del Tiempo. Y desde que Einstein integró al tiempo como la cuarta coordenada (dimensión) de la geometría espacio- temporal, los viajes comenzaron a ser posibles en la imaginación de muchos. “La mejor prueba de que no es posible viajar al pasado es que no hemos sido invadidos por hordas de turistas del futuro”, declaró Stephen Hawking, echando paños fríos al
entusiasmo. Será cuestión de esperar y ver.

 

image_print