May 17 2017 - 22:18

Brasil advirtió por posible efecto contagio en la región por situación de inestabilidad en Venezuela

El gobierno de Maduro envió tropas a Táchira

mundo@diariobae.com

El gobierno venezolano decidió enviar fuerzas militares a Táchira, donde se produjeron nuevos disturbios con el saldo de un muerto, mientras Brasil advirtió del riesgo de un "efecto contagio" en la región ante la desestabilización que vive el país sudamericano.

Un adolescente identificado como José Francisco Guerrero, de 15 años, murió tras ser baleado el martes durante los disturbios registrados en el estado de Táchira, fronterizo con Colombia.

El Ministerio Público confirmó el fallecimiento del joven y de inmediato comisionó al Fiscal 16 de Táchira para investigar. Los familiares dijeron que Guerrero no tomaba parte en las protestas, que simplemente pasaba por el lugar al momento del tiroteo.

Horas después, el diario El Nacional habló de otra muerte más por impacto de bala, aunque, de momento, el dato no fue corroborado por las autoridades.

En su mayoría, las víctimas eran jóvenes
que participaban en las protestas

"Manuel Castellanos, de 30 años de edad, habría sido impactado por una bala de un fusil FAL, luego de que efectivos militares abrieran fuego contra manifestantes en Tucapé, municipio Cárdenas", informó el periódico. El fallecido no participaba de las manifestaciones, dijeron sus allegados.

De confirmarse esa muerte, ascendería a 44 el número de víctimas fatales durante los 47 días de protestas contra el Gobierno.

Sin embargo, fuentes no oficiales dan una cifra mayor. Del 6 de abril al 16 de mayo, el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) -ente no gubernamental- registró "1.208 manifestaciones en todo el país y 55 muertes documentadas".

En su mayoría las víctimas eran jóvenes que participaban en protestas y que fueron alcanzados por las balas y la violencia como consecuencia de la represión por parte de miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), Policía Nacional Bolivariana (PNB) y civiles armados, amparados por el Plan Zamora, indicó el reporte.

En tanto, el gobierno de Brasil dijo que observa "con preocupación" la crisis venezolana y el riesgo de que derive en un cuadro de "inestabilidad" regional, según palabra del ministro de Defensa, Raúl Jungmann. Si la situación se agrava puede haber más de dos millones de refugiados, estimó el funcionario. "En viajes que he realizado a México, a Colombia, he visto una preocupación ante la situación de Venezuela , porque el problema va más allá del plano regional, hay una preocupación global con la situación en Venezuela", afirmó Jungmann.

image_print