May 16 2017 - 19:38

Festival de Cannes 2017: una muestra polémica donde no existen grandes favoritos

Más allá de la discusión por Netflix, la muestra abunda en grandes autores

Fernando Juan Lima
Cannes
Especial para BAE Negocios

Como cada mayo, arranca Cannes, el encuentro más glamoroso y esperado del cine mundial. El ritmo cansino de la ciudad fuera de la época veraniega se ve revolucionado por el evento, que multiplica la cantidad de público agolpada en el paseo costero y hace casi imposible el tránsito frente al Palacio del Festival. Hablar de "el" festival es una referencia fruto de un consenso establecido: podría hablarse de varias muestras, ya que de manera simultánea a la competencia por la Palma de oro, proliferan otras secciones. La selección oficial se amplía con funciones fuera de competencia, especiales de medianoche, Un certain regard, Cannes classics, Cinéfondation y cortometrajes. Además, las secciones paralelas Quinzaine des réalisateurs, Semaine de la critique y Acid aportan la mirada de realizadores, crítica y distribuidores independientes. La oferta se hace casi infinita si se suman las proyecciones que tienen lugar en el Mercado.

Pese a incrementarse las medidas de
seguridad, el público se multiplica

Este año, el jurado de la competencia principal se encuentra presidido nada menos que por el español Pedro Almodóvar y lo integra un heterogéneo conjunto conformado por las estrellas de Hollywood Jessica Chastain y Will Smith, la directora alemana Maren Ade (Toni Erdmann), el surcoreano Park Chan-wook (Old boy), Agnes Jaoui (El gusto de los otros) y Paolo Sorrentino (La grande bellezza), el compositor de origen libanés Gabriel Yared y la actriz china Fang Bingbing (X men: días del futuro pasado). La presencia de Jaoui como única francesa en el jurado se contrapone con una amplia representación de películas locales en la competencia (7 de 19, sin contar el film de apertura, Les fantomes d’Ismaël, de Arnaud Desplechin), en el que llama la atención la ausencia de producciones latinoamericanas.

El jurado oficial de Un certain regard -donde compiten dos filmes argentinos: La cordillera (Santiago Mitre) y La novia del desierto (Cecilia Atán y Valeria Pivato)- será presidido por la actriz estadounidense Uma Thurman y el de cortometrajes y Cinéfondation por el rumano Cristian Mungiu (ganador de la Palma de Oro en 2007 por 4 meses, 3 semanas, 2 días y cuya última película, Graduación, fue estrenada en nuestro país la semana pasada). Por su parte, el jurado de la Cámara de Oro, que reconoce al mejor realizador de una opera prima funcionará bajo la batuta de la actriz francesa Sandrine Kiberlain.

Extrañamente la Competencia Oficial
carece de filmes latinoamericanos

Las medidas de seguridad se han extremado tras el atentado en Niza en julio del año pasado. Los controles complican la movilidad y los ingresos, pero nada frena los últimos preparativos. Algunos ya se agolpan en torno a la alfombra roja más glamorosa del planeta, otros esperamos, como cada año, participar de la fiesta cinéfila que definirá gran parte de lo que podremos durante 2017 y 2018.

image_print