Abr 20 2017 - 22:54

Con una inversión cercana a u$s250 millones,se inauguró una nueva torre corporativa

                                      

economia@diariobae.com

Tras realizar una inversión de cerca de $250 millones en la construcción de su nueva torre corporativa, el BBVA Francés inauguró ayer el singular edificio, destacandose no sólo pro su estilo, sino por ser el más alto del polígono Catalinas I y II.
"Con esta inauguración, hoy refrendamos nuestra apuesta de largo plazo por Argentina, porque creemos en los argentinos y en su futuro", señaló durante el acto el presidente de BBVA, Francisco González, quien previamente trasladó el mismo compromiso con Argentina en un encuentro que mantuvo con el presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada.

La flamante torre tiene 33 pisos, de los cuales 23 están destinados a BBVA Francés, donde trabajarán más de 1.900 empleados de la entidad financiera. "Este edificio refleja nuestro compromiso con nuestro equipo, con nuestros clientes y con la sociedad argentina, a través de la inversión en un proyecto, innovador y sostenible que ponga al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era", afirmó Francisco González.

Las oficinas, dotadas de los sistemas más avanzados, están pensadas para extraer el mejor partido de la tecnología en beneficio de nuestros clientes. Su diseño en planta abierta pretende fomentar la interacción formal e informal entre los empleados e impulsar el intercambio de conocimiento, creando espacios abiertos que favorezcan la agilidad en la toma de decisiones.

Previo al encuentro el presidente del Grupo
BBVA se reunió con Macri en la Casa Rosada

El acto de inauguración de la torre contó con la presencia de la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti. Durante su discurso, Francisco González reconoció la labor del Gobierno para lograr la reincorporación de Argentina a la agenda global, con gran presencia en foros internacionales. "Quiero felicitar al actual gobierno argentino, por su liderazgo en un nuevo rumbo en materia económica que ha implicado tomar decisiones difíciles, pero necesarias", en referencia a la situación con los acreedores internacionales, la liberación del mercado cambiario, la eliminación de impuestos a la exportación, la normalización de precios claves de la economía, la lucha contra la inflación o la paulatina reducción del desequilibrio fiscal.

El edificio cuenta con la certificación LEED Oro (Leadership in Energy & Environmental Design), uno de los certificados internacionales de construcción sostenible más exigentes, que garantiza tanto el respeto al medio ambiente como el máximo confort de los empleados.

image_print