Abr 19 2017 - 20:49

Cunha acusó a Temer de aprobar juicio político a Dilma

Desmentida del encarcelado ex titular de Diputados

mundo@diariobae.com

Desde la cárcel, donde se encuentra detenido por corrupción, el ex titular de la Cámara baja de Brasil, Eduardo Cunha, desmintió al presidente Michel Temer y afirmó que él aprobó personalmente el texto del pedido de juicio político con el cual fue destituida Dilma Rousseff 48 horas antes de su presentación.

Cunha, dirigente del Partido del Movimiento de la Democracia del Brasil (PMDB) de Temer, envió un comunicado desde la cárcel en el que expresó: "Lamento que tenga que desmentir públicamente al presidente que asumió el cargo gracias a este proceso de impeachment".

Agregando que Temer, un reconocido constitucionalista, siendo vicepresidente de Rousseff, analizó el pedido de impeachment 48 horas de haber sido presentado.

"El texto preparado por abogados de confianza mutua fue debatido y considerado correcto por él desde el punto de vista jurídico", afirmó el expresidente de los Diputados al tiempo que consideró que Temer era quien más se beneficiaba con la salida de Dilma, ya que era el primero en la línea de sucesión.

Michel Temer reconoció en una entrevista televisiva que el proceso de impeachment que destituyó a Rousseff se gestó como un acto de venganza del ex titular de laà

El fin de semana Temer dijo a la TV Bandeirantes que Cunha autorizó el juicio político contra Rousseff por delitos fiscales en el presupuesto nacional de 2015 debido a que el Partido de los Trabajadores (PT) aceptó abrir una investigación sobre las cuentas suizas que el diputado había ocultado. Según el relato del mandatario no electo Cunha, quien creía haber hecho un acuerdo con el PT, había dicho que archivaría los documentos de pedido de juicio político contra Rousseff pero que una vez que el PT no lo apoyo cambió de opinión y dio inicio al proceso que terminó con la destitución de la presidenta consitucional en agosto de 2016.

"Si el PT hubiera votado con Cunha en aquella Comisión de Ética, es muy probable que la señora presidenta continuara" en el cargo, comentó Temer, en la entrevista.

Cunha también involucró a Temer al señalarlo como organizador de la reunión con un dirigente de la empresa constructora Odebrecht que hizo una delación premiada en la que afirmó que en ese encuentro, en 2010, Temer le pidió 40 millones de dólares para el PMDB.

image_print