Mar 19 2017 - 22:29

Bancos reducen a 0,3% el costo extra por depósito en efectivo y acotan sectores

                              

Juan Bergelín
jbergelin@diariobae.com

Iba a ser de 1% y a todas las empresas. Ahora apunta sólo a las que manejan mucho cash

El costo por el manejo del dinero en efectivo sigue siendo un problema para los bancos, en momentos en que la rentabilidad del sistema viene cayendo en términos reales. Mientras transitan por los 180 días de tregua que impuso el Banco Central para frenar la iniciativa de cobrar 1% por los depósitos en efectivo a las empresas, algunas entidades ya anticiparon a sus clientes que entre abril y mayo van a cobrar un extra de entre el 0,2% y el 0,3% por las colocaciones en billetes, al menos a los sectores que manejan gran cantidad de efectivo.

"En algunos bancos la baja en los encajes no tuvo tanto impacto y ya nos dijeron que entre abril y mayo nos van a cobrar entre el 2 por 1.000 (0,2%) y el 3 por 1.000 (0,3%) por los depósitos", aseguran en uno de los sectores afectados. Ocurre que la reducción de encajes que decidió el Central apuntó a aliviar el costo del efectivo sobre los bancos, pero no tuvo un impacto similar en todas las entidades.

Lo cobrarán sólo los bancos más grandes y
comenzarán a aplicarlo entre abril y mayo

Por eso, el cobro de este cargo no lo aplicarán todos los bancos sino los denominados "recaudadores", que son los más grandes del sistema. Del otro lado, las empresas que van a tener que pagar de más por depositar en efectivo son, entre otras, las estaciones de servicio, los supermercados, las entidades de cobro extrabancario -como Rapipago o Pago Fácil- y empresas de transporte.

Hoy en día a los supermercados ya le cobran un extra por los depósitos, pero que en general no supera el 0,2%. Ahora, la idea de los bancos es aumentar al 0,3% el costo para el sector supermercadista. De todos modos, el cargo no es fijo para todas las empresas sino que dependerá de la capacidad de negociación que tenga cada compañía.

"A los supermercados siempre se les cobró, pero se suele hacer un acuerdo con ellos. Puede ser que nos abastezcan con billetes en alguna sucursal que tenemos alejada o que tengamos la cuenta sueldo de ellos", explica un banquero local.

Ya sea porque empiecen a cobrarles o porque aumenten el costo, todos coinciden en que el mismo se va a trasladar de algún u otro modo al consumidor. Los supermercados, por ejemplo, trasladarán a las góndolas el aumento que hagan los bancos al costo por depositar en efectivo. Las entidades de cobro extrabancario, en tanto, le van a pasar el costo a las empresas para las que les cobran los servicios. En ese caso, si se trata de una firma de servicio público, ésta no podrá aumentar su costo, pero cuando sea de un sector no regulado, como colegios, telefonías o de televisión por cable, el aumento llegará al bolsillo del consumidor.

image_print