Mar 14 2017 - 22:42

La Justicia condenó a la minera La Alumbrera por contaminación ambiental

                             

Merino Soto
msoto@diariobae.com

La empresa deberá recomponer los daños en suelo, aire y agua

La Cámara Federal de Tucumán falló de forma unánime contra La Alumbrera por un juicio que empezó hace 10 años. Los jueces dictaminaron que la minera apostada en Catamarca deberá pagar la suma de $5 millones por daño material y moral. Además deberá sanear el medio ambiente. Al cierre de esta edición desde la empresa señalaron desconocer el dictamen y recalcaron que "no fueron notificados".

Según pudo saber este diario por fuentes judiciales la compañía ya apeló la medida. Se trata de un caso iniciado en 2007 por los hermanos Carlos y Antonio Aranda que habían denunciado la contaminación de un curso de agua para consumo que estaba en su propiedad.

En este sentido, en diciembre pasado la Justicia desistió lo dicho por los demandantes al considerar y según la empresa "el agua que llega a la ciudad de Concepción no tiene mercurio -como lo sostenía la demanda-, que el agua del manantial que existe en la propiedad de los demandantes está contaminada con material bacteriano (es decir orgánico, no mineral), y que entre el manantial de los demandantes y el lugar del alegado derrame del contenido del mineraloducto no existe vínculo físico alguno". Ahora la Cámara Federal, que aceptó la apelación de los Aranda entendió que hubo un perjuicio en el medio ambiente.

La compañía inicio el año pasado el cierre de la
actividad asentada en la provincia de Catamarca

Vale recordar que el año pasado un gerente general de la compañía fue procesado por el juez federal Fernando Poviña, de la sala número 2 de Catamarca, al encontrarlo penalmente responsable por la contaminación con metales pesados en la cuenca de los ríos Salí-Dulce.

Por otro lado, hace poco la Auditoria General de la Nación (AGN), informó que en la gestión anterior la Secretaria de Minería no había cumplido con su trabajo de control sobre la compañía.

A fines del año pasado la empresa Minera Alumbrera decidió que la continuidad de las operaciones de sus yacimientos de Bajo de la Alumbrera y Bajo el Durazno llegará hasta mediados de este año dando así inicio al denominado plan de cierre de la mina.

En su momento desde la empresa explicaron que el principal motivo es la compleja situación de la minera internacional, con una baja notable en el precio de los "commodities" que afecta sensiblemente a los productores de cobre, donde en los últimos doce meses, el precio del metal se ha reducido en un 40 por ciento promedio, lo que llevó a muchas empresas productoras a cerrar definitivamente en otros países.

En el caso de Catamarca, Alumbrera hizo un rediseño operativo de sus actividades en el yacimiento para mantener la viabilidad económica y ya comunicó su nuevo plan al personal, al que le garantizó la fuente laboral hasta el 2017.

El actividad minera asentada sobre la provincia de Catamarca es llevado adelante por el un consorcio formado por Yacimientos Aguas de Dionisio (Estado nacional, el gobierno de Catamarca y la Universidad Nacional de Tucumán) y la multinacional Minera Alumbrera, de capitales suizo-canadienses. Esta acumula cerca de tres causas en la Justicia por supuestos delitos ambientales y problemas económicos.

image_print