Mar 07 2017 - 22:08

Egipto, el mayor comprador de trigo del mundo, rechazó un cargamento argentino

El envío fue de 63.000 toneladas y salió del puerto de Bahía Blanca

negocios@diariobae.com

Egipto, el mayor comprador de trigo del mundo, rechazó un cargamento de trigo de Argentina y dos de Rusia por cuestiones de calidad.

Los tres envíos tenían como destino Egipto pero fueron rechazados en sus puertos de origen por motivos de calidad, dijeron ayer operadores a Reuters.

Las cargamentos, comprados en subastas recientes por la agencia estatal GASC, fueron rechazados por las compañías que realizan las inspecciones en los puertos de origen. El año pasado Egipto ya rechazó una serie de envíos por preocupaciones sobre la posibilidad de la existencia de un hongo común en los granos, pero luego adoptó normas de importación más laxas en línea con las reglas internacionales.

Los tres rechazos son los primeros desde que Egipto inició este año un nuevo sistema de inspección simplificado, en un intento por aliviar las preocupaciones de comerciantes que se habían alejado de las subastas estatales el año pasado por los problemas con el hongo, lo que en un momento dejó a Egipto fuera del mercado de granos.

Como parte de la reforma, Egipto suspendió la práctica de enviar inspectores gubernamentales al exterior, algo que retrasaba los envíos, pero que algunos comerciantes consideraban una garantía contra los rechazos al arribo.

Los intermediarios no especificaron la naturaleza de la preocupación por la calidad, pero dijeron que se espera que las empresas responsables reemplacen los envíos, que suman unas 180.000 toneladas de trigo.

Los intermediarios esperan que los envíos
sean reemplazados. Se desviaron a Marruecos

Datos de navegación muestran que un buque cargado con 63.000 toneladas de trigo en Bahía Blanca, en Argentina, fue desviado hacia Marruecos.

La noticia sorprende al mercado local que recién en enero de 2016 volvió a mandar el primer cargamento de trigo argentino a Egipto, luego de más de tres años sin operaciones, por un total de 60.000 toneladas que salieron desde el puerto de Bahía Blanca, y fue provisto por la compañía Louis Dreyfuss.

El cargamento argentino, en ese momento, fue rigurosamente analizado por los empleados egipcios de la empresa Intertek Group Plc, metodología que se usaba para evitar el ingreso de algún tipo de hongo.

La quita de las retenciones a las exportaciones agropecuarias y la devaluación del peso fueron claves para reactivar un sector que no encontraba los márgenes suficientes para exportar. Es complejo el ingreso a destinos como Egipto por los costos de fletes marítimos en torno de los u$s20 por tonelada para llegar al Norte de África y de más de u$s30 por tonelada para arribar a Asia de acuerdo con las cifras informadas por la Dirección de Mercados Agrícolas del Ministerio de Agroindustria de la Nación.

Justamente, una noticia como ésta impacta en el sector. Más, teniendo en cuenta que Egipto pide que se le reemplace el envío. El quite de inspectores en el lugar de origen hace peligrar el ingreso de los envíos.

image_print