Feb 16 2017 - 22:23

La ecuación

                   

Dicen que Napoleón Bonaparte recomendaba a sus oficiales no cambiar las disposiciones una vez dadas, porque consideraba que la ecuación “orden + contraorden = desorden” era uno de los mayores peligros de la política. Pero en la Casa Rosada parece que los consejos del emperador son poco conocidos: las marchas y contramarchas del último año (que incluyen desde nombramientos de jueces, pasando por cambios en DNU hasta la anulación de resoluciones, como la de los recortes en las jubilaciones) cada vez dejan al Gobierno más consolidado en el terreno del desorden. No sólo crea confusión “hacia afuera”, lesionando la relación de confianza entre el Ejecutivo y la opinión pública, sino también “hacia adentro” desgastando la gestión a sus administradores y tensionando las relaciones ideológicas entre los miembros legislativos de la alianza Cambiemos. Todos problemas que un pedido de disculpas, por más que salga de la boca del Presidente, pareciera no resolver del todo.

image_print