Ene 10 2017 - 23:35

El BCRA mantuvo la tasa de su política monetaria pese a desinflación de diciembre

El rendimiento de las Lebac a 35 días cayó a 23,50%

El Banco Central mantuvo la tasa de su política monetaria -desde principios de año el centro del corredor de pases a 7 días- en el 24,75 por ciento. De esta forma, la tasa de referencia ya lleva 6 semanas en ese nivel, tras el recalentamiento de los precios en octubre y el alza de las expectativas de inflación del mercado para el próximo año que revelaron los relevamientos realizados por el BCRA en noviembre y diciembre últimos.

“Los primeros datos de enero se encuentran en
línea con el sendero de desinflación trazado”, dijo

 

La autoridad monetaria decidió mantener inalterada la tasa a pesar de que hoy se espera que el Indec dé a conocer que el índice de Precios al Consumidor (IPC) se ubicó el mes pasado por debajo del 1,5% mensual y de que ayer la Dirección de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires informó que la inflación de diciembre fue de 1,2% mensual, la variación más baja para un mes de diciembre desde 2012, cuando se comenzó a publicar el índice.

El IPC-Congreso, sin embargo, arrojó ayer una suba de precios en diciembre de 1,6% respecto a noviembre; mientras que el IPC Córdoba calculó una inflación en diciembre de 1,8 por ciento.

En su comunicado de política monetaria, el Central hizo especial referencia a los datos de la Ciudad de Buenos Aires y Córdoba, y señaló que "con estos resultados, el segundo semestre finaliza con una tasa de inflación anualizada del 19,1% en la Ciudad de Buenos Aires y del 19,4% en Córdoba", lo que "representa una fuerte desaceleración respecto del primer semestre".

Además anticipó que "los primeros datos de enero se encuentran en línea con el sendero de desinflación trazado por la autoridad monetaria".

A pesar de esto, el BCRA reiteró que "seguirá manteniendo un claro sesgo antiinflacionario para asegurar que el proceso de desinflación continúe hacia su objetivo de una inflación entre 12% y 17% durante este año".

El haber dejado de tomar el rendimiento de las Lebacs de más corto plazo como tasa de su política monetaria, indican en el mercado, le está dando margen al Central para mantener la tasa de referencia y con eso tratar de rebajar las expectativas de inflación, y a su vez recortar los retornos de sus letras internas para lentamente ir bajando el stock.

En línea con lo que esperaba el mercado, la tasa de las Lebac a 35 días -que desde el comienzo de 2017 dejó de ser la tasa de política monetaria del Central- se redujo en 125 puntos básicos respecto del cierre de diciembre (el martes pasado no hubo licitación de ese segmento), a 23,50 por ciento.

La autoridad monetaria informó que en la subasta de letras de ayer renovó el total de vencimientos, que era de $74.092 millones, y contrajo la base monetaria en $15.413 millones.

La tasa de política monetaria ya lleva 6
semanas sin cambios, en el 24,75 por ciento

 

Economistas coinciden en que el límite del desacople entre la tasa de referencia (que es la que se utiliza para anclar expectativas) y la tasa de Lebac (que depende de la liquidez del mercado) lo va a ir marcando la demanda de pesos.

Operadores creen que la próxima semana el BCRA estará algo más condicionado para volver a recortar las tasas de las Lebac por los fuertes vencimientos de ese día, aunque no descartan una nueva rebaja. Muchos esperan también (incluso lo esperban ayer) que lleve adelante la primera reducción de la tasa de su política monetaria en un mes y medio.

image_print