Ene 09 2017 - 21:13

En la costa hay pocas reservas y el promedio de la estadía es de tres días

En lugares como Pinamar la ocupación cayó 15 por ciento

Graciela Moreno
gmoreno@baediario.com

El primer balance del inicio de la temporada deja un dato claro: los turistas que eligen la costa argentina, en especial Mar del Plata, se quedan un promedio de sólo tres días.

En el sector prefieren ser cautos, pero los números aún no son los esperados. El fin de semana de Navidad la ocupación hotelera en ‘Mardel’ fue del 52%, en Año Nuevo creció al 70% y en la primera semana del 2017 fue del 60 por ciento.

Avedis Sahakian, presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata, explica que "tenemos un turismo de escapadas. Los visitantes vienen por tres o cuatro días y son muy pocos los que se quedan una semana. Tiene que ver más con la cuestión económica que con los precios de Mar del Plata que están un 15% más bajos que los de Buenos Aires. Confiamos en que no va a ser una temporada mala, pese a que tuvimos mucha publicidad en contra".

Por ahora, los representantes del sector prefieren no dar datos precisos de las reservas hoteleras, pero aseguran que hay un cambio de modalidad y que la gente ahora es más racional, consulta mucho por internet y se fija en como va a estar el clima antes de salir.

El intendente el partido de General Pueyrredón, Carlos Arroyo, aventura que "estamos ante una temporada que, si Dios y el clima nos acompañan, será muy buena".

En Miramar, el Colegio de Martilleros, asegura que existe un 50% de disponibilidad en los departamentos. Varias unidades situadas frente al mar que generalmente en la primera quincena de enero están ocupadas, aún están vacías.

La caída impactó más en la hotelería y en
el alquiler de casas que en la gastronomía

 

En Pinamar están un poco más preocupados. "La temporada viene muy tranquila. La caída en la ocupación ronda el 15 por ciento. Impactó menos en la gastronomía que en la hotelería, porque cuando una casa no se alquila vienen los propietarios o su familia y salen a comer afuera igual. Si el año pasado a esta altura tenía alquilada sesenta casas, ahora tengo cuarenta. A los hoteles les cuesta, pero creemos que la segunda quincena y febrero será mejor. Faltan propuestas de valor desde la Ciudad", explica Flavio di Francesco, martillero de Pinamar. Los fines de semana todo repunta, pero "hay que pasar la semana", repiten en el sector.

image_print