Ene 08 2017 - 21:13

La apertura de mercado al cuádruple play y las críticas por derecha e izquierda

Internet, tv paga, telefonía fija, celular qué piensan los actuales operadores

Fernando Alonso
falonso@diariobae.com

"La convergencia que pregona el gobierno cada vez está más demorada. Los parámetros con los que la está impulsando son subjetivos, siempre con el único fin de favorecer a un solo actor", evalúan en la empresa Telefónica Argentina cuando analizan las consecuencias del decreto 1340 que incorpora la convergencia de tecnologías y la apertura de competencia en telecomunicaciones. "El decreto beneficia principalmente a las telefónicas dominantes", responden desde la principal operadora de televisión por cable del país, Cablevisión, del Grupo Clarín, y citan entre varias razones "primero, porque logran anticipar un año la autorización" para brindar televisión paga, que podrán hacer desde enero 2018, doce meses antes que el proyecto original.

Desde que el Gobierno dictó el decreto 1340/2016 que precisa el proceso de desregulación del mercado y fijas condiciones y plazos para la prestación del servicio de cuádruple play (internet, telefonía fija y celular, televisión paga), los dos grupos más importantes del sector, Telefónica de Argentina y el Grupo Clarín salieron a denunciar los supuestos privilegios para el otro grupo. En el mercado también aspiran a participar Claro (América Móvil, del mexicano Carlos Slim), Telecom (del mexicano David Martínez y la familia Werthein), DirecTV (AT&T), Viacom (adquirió Telefe), el quinto conglomerado mediático más grande en el mundo, pero por ahora se mantienen al margen de la disputa pública.

"Con las amenazas de judicialización sin sustento, ya lograron que pase todo el año pasado sin competencia en telefonía celular", insisten desde el Grupo Clarín y destacan que "el mercado se reparte en tres partes iguales de 33% cada una entre Telefónica, Claro y Personal, algo inusual en el mundo, con un 1% para Nextel", mientras "amenazan con el CIADI para intentar consolidar este statu-quo, levantaron el juicio que tenían contra la administración kirchnerista por la pesificación tarifaria".

“Desde que se licitó Entel, las
telcos solo acumularon beneficios”

 

"Sentimos profundamente que una vez más el Gobierno demore la verdadera competencia en el sector", aseguran desde Telefónica y señalan que "por las declaraciones e información pública se estarían creando mecanismos para la asignación de espectro radioeléctrico que se alejan de las prácticas recomendadas por la UIT y la OCDE".

"Los anuncios sobre la asignación de espectro, lamentablemente, son el prólogo de otra situación compleja en los accesos móviles, ya que se pretende el ingreso de competidores violando las más elementales reglas de igualdad ante la ley. Es falaz hablar del ingreso de un cuarto operador. Este jugador ya existe desde hace más de 15 años y se llama Nextel. Lo que busca el decreto es cambiar las condiciones regulatorias para que este actor establecido se desarrolle con beneficios irregulares y asimétricos dentro de la industria", es el razonamiento telefónica.

El decreto "no presenta ninguna definición sobre la banda de 700 y es justamente lo concreto por lo que ya hemos pagado. La asignación de esta banda, además, es el vehículo para mejorar la calidad de servicio de los clientes y avanzar en nuevos productos", sostiene la empresa de accionistas españoles. "La convergencia que pregona el gobierno cada vez está más demorada. Los parámetros con los que la está impulsando son subjetivos, siempre con el único fin de favorecer a un solo actor", concluye.

En cambio, el Grupo Clarín destaca que "ahora Nextel podría finalmente usar las frecuencias que compró (proporcionalmente más caras que las últimas licitadas por el kirchnerismo, teniendo en cuenta tipo de frecuencia y cobertura), pero le llevará otro año y medio y 500 millones de dólares más instalar las antenas y cambiar todo el parque de celulares para empezar a dar servicio".

"En el mejor de los casos, Nextel podrá empezar a dar 4G a mediados de 2018à cuando Telefónica puede comenzar a dar video a principios de ese año. ¿Dónde está la desigualdad? La única desigualdad es a favor de Telefónica, que podrá ofrecer cuádruple play medio año antes que Cablevisión y que cualquier otra empresa de cable, contradiciendo todos los antecedentes internacionales, que le otorgan entre 5 y 10 años de ventaja a los cables frente a las telefónicas para equilibrar asimetrías", explica.

"En definitiva -concluyen en el grupo de medios- las telefónicas logran mantener las enormes asimetrías que tienen frente a los restantes operadores como Cablevisión/Nextel" y describen que "mientras las telefónicas tienen el 30% del mercado de telecomunicaciones del país, Cablevisión/Nextel ronda el 6%".

En el mercado de la TV paga para Telefónica "se plantea otra desigualdad que retrasa la convergencia plena, ya que otorga beneficios exclusivos a un operador que tiene el 60% del mercado".

"Recién en 2018, y solo en 3 ciudades (Bs As, Rosario y Córdoba) se permitiría la competencia; mientras que la apertura al resto del país queda a consideración del ENACOM. Es decir que esta medida está restringiendo aún más lo ya establecido en el decreto 267/2015, profundizando el retraso de la convergencia plena", sostiene.

“La convergencia que pregona el
gobierno cada vez está más demorada”

 

"Los indicadores geográficos, poblacionales y tecnológicos para abrir la convergencia son sólo el paraguas para blindar la decisión de este gobierno y generar una discriminación arbitraria. La política de telecomunicaciones que lleva adelante este gobierno inexorablemente demorará las inversiones que son tan necesarias para el desarrollo de infraestructura que requiere el país", afirma Telefónica.

"Desde que se licitó Entel, las telcos solo acumularon beneficios. Aunque por el pliego tenían prohibido dar otros servicios, los sucesivos gobiernos se los fueron regalando. Primero Internet. Luego telefonía celular, para lo que le regalaron las bandas más valiosas, de 800 Mhz. Y ahora televisión, a través del Decreto 267 y del nuevo, que les regalará un año más", responde Clarín,

El investigador del Conicet y profesor universitario Martín Becerra consideró que con el decreto 1340/16 "los gigantes del sector de las comunicaciones, comenzando por Telefónica y el Grupo Clarín, mejoran sensiblemente sus condiciones para acceder y explotar recursos públicos (como el espectro radioeléctrico) y así maximizar beneficios". A la vez, señala que "el problema de fondo, que el decreto no resuelve sino que posterga con la estrategia de fugar hacia adelante, es que en el mercado argentino la expansión de Telefónica tiene como límite preciso el Grupo Clarín (en audiovisual de pago y banda ancha) y viceversa (en telecomunicaciones fijas y móviles)". Por ahora, esas dos empresas dan el debate público y se preparan para competir en un mercado que necesitará de más operadores para garantizar una competencia en términos de beneficio para los consumidores.

image_print