Oct 13 2016 - 22:18

De la preocupación económica a la política

                        

Fernando Alonso
Mar del Plata

Director Periodístico BAE Negocios

Sin señales claras de reactivación, ya se evalúa el escenario poselectoral

“Acá estamos todos quienes creemos que al país le puede ir mejor”, describió un ejecutivo para explicar el porqué de tanto optimismo en este 52º Coloquio de IDEA, cuando los brotes verdes de la economía no terminan de germinar y las preguntas sobre cuándo llegan las inversiones migró a cómo será el armado político que garantice la continuidad del modelo cuando se someta a las urnas el próximo año. La encuesta que tradicionalmente se realiza para reflejar expectativas (ver pág. 3) arrojó los valores más altos de los últimos quince años: 65% considera que la economía superó las expectativas y 8 de cada 10 esperan que la situación sea incluso mejor para el inicio de 2017. Y, en los salones del hotel Sheraton de Mar del Plata, los voceros de las empresas contaban los planes para cuando arranque la economía y el excelente diálogo que mantienen con los funcionarios del equipo del presidente Mauricio Macri.

Pero después de la primera impresión llegaron los lamentos en forma de rechazo a cualquier posibilidad de otorgar una compensación salarial para acompañar el esfuerzo fiscal del Gobierno y garantizar un fin de año con paz social y la aceptación que aún es más rentable apostar a la renta financiera garantizada por la política monetaria del Banco Central que jugar a comprometer inversiones en un contexto aún incierto.

En un Coloquio que analiza los “Puentes hacia el futuro” y que trajo al ex presidente de Chile Ricardo Lagos para que entusiasme con la integración del Mercosur al mundo, la idea es que falta construir cimientos a este modelo económico. La inflación que se mantiene como el principal factor de preocupación y, a la vez, desalentador de expectativas, mantiene un ritmo alto y no responde a la política recesiva impulsada por el BCRA. El Indec difundió ayer el alza del Índice de Precios al Consumidor de septiembre, que arrojó un promedio de 1,1% (alineado a lo esperado por las autoridades) pero con una nueva disparada en los productos que más impactan sobre los sectores de menos ingresos y que determina la línea de pobreza e indigencia. En alimentos y bebidas la inflación fue de 2,3%, y en indumentaria se disparó 4,9 por ciento.

La preocupación es que septiembre volvió a reflejar la incidencia del fallo de la Corte Suprema que volteó el incremento de tarifas en el servicio de gas. En octubre, después de cumplir con las formalidades, comenzó a regir, por lo que el índice de este mes y el próximo reflejarán ese mayor costo. Adicionalmente, las familias no pagaron por el consumo registrado en el invierno, por lo que ahora comenzarán a pagar lo debido y lo nuevo, restringiendo el poder de consumo para los próximos meses.

En la encuesta realizada por D’Alessio IROL entre doscientos asistentes al Coloquio, surgió como un dato el apoyo al aumento de tarifa pero la crítica (58%) a la instrumentación y (28%) a la política de “prueba y error”. En el sistema financiero empiezan a analizar la evolución de la tasa de mora en las tarjetas de crédito y las refinanciaciones que se realizan a través de los créditos personales.

Las familias tendrán menos poder de compra
por el pago de las facturas de servicios atrasadas

Por ahora no reconocen señales de alarma, pero el nivel de endeudamiento siempre en un punto estira la recesión y posterga las decisiones de gasto. Probablemente porque las señales de salida de la recesión son demasiado débiles y la política monetaria demasiado dura, los principales ejecutivos que llegaron a Mar del Plata se mostraron más interesados en conocer cómo será la construcción de alianzas para las legislativas de mitad de término.

Hoy llegará a Mar del Plata la gobernadora María Eugenia Vidal para lanzar un pacto productivo provincial, lo que seguramente atraerá a los empresarios, que la ven como la mejor carta de triunfo en Cambiemos.

Ley de semillas
El debate por la propiedad intelectual
El debate por la Ley de Semillas estuvo presente en el Coloquio de IDEA, cuando Federico Trucco, el CEO del Grupo Biocere, advirtió del desaliento a la inversión en investigación y desarrollo que provoca el texto propuesto por el
Gobierno. “Si pensamos que la creatividad y la investigación es gratis, nos pasará lo mismo que con la energía: creímos que era gratis y nos quedamos sin ella”, advirtió. Y destacó la necesidad de defender la propiedad intelectual y “no tener prejuicios” sobre este tema ni creer que es una opción “extranjerizante”.

Las palabras del titular de la empresa de agrobiotecnología fueron festejadas en las empresas multinacionales, que siempre pelearon en soledad (en el país, pero con apoyo del gobierno de Estados Unidos) por el reclamo de la propiedad intelectual. En el país hay varias empresas semilleras que se dedican a la investigación y desarrollo de nuevas variedades y critican que el proyecto ofi cial sólo refleja la visión de los productores.

image_print